El grupo petrolero británico BP anunció este martes un beneficio en fuerte baja en 2014, y reducirá sus inversiones previstas en 2015 a causa de la caída de los precios del crudo.

En 2014, el grupo obtuvo un beneficio neto de 3,780 millones de dólares.

En 2013 había obtenido un beneficio de 23,450 millones, inflado por la cesión de TNK-BP, una coempresa rusa vendida a Rosneft. Dicha operación le reportó una ganancia de 12,500 millones de dólares.

Sólo en el cuarto trimestre, BP registró una pérdida neta de 4,410 millones de dólares, frente a una ganancia neta de 1,040 millones un año antes, a causa de la fuerte caída de las cotizaciones del crudo el pasado semestre (-50% desde junio).

"Hemos entrado en una nueva fase llena de desafíos, marcada por unos precios del petróleo bajos a corto y medio plazo", advirtió el director general del grupo, Bob Dudley, en un comunicado.

Frente a esta situación, "BP prevé reducir sus gastos de exploración, postergar proyectos menores de suministro, y no llevar adelante una serie de proyectos downstream (refino y marketing, ndr) y en otros ámbitos", explicó el grupo.

En ese sentido, el grupo recortó su previsión de inversiones en 2015 a 20,000 millones de dólares. Hasta ahora esperaba invertir entre 24,000 y 26,000 millones. En 2014 se invirtieron 22,900 millones de dólares.

Para afrontar la caída de los precios del crudo, el grupo anunció una reestructuración, de un coste de unos 1,000 millones de dólares, y luego la supresión de 300 empleos directos e indirectos en el mar del Norte. Igualmente decidió congelar los salarios de sus 84.000 empleados en el mundo entero.

erp