La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró este jueves con una importante pérdida. La plaza accionaria terminó a la baja, a pesar de la estabilidad de Wall Street y ante fuertes caídas de algunas de las emisoras más importantes del mercado accionario mexicano.

El referencial índice S&P/BMV IPC, compuesto por las 35 acciones más líquidas del mercado mexicano, retrocedió -1.09% hasta un nivel de 43,316 unidades. De los valores que integran el principal índice del mercado mexicano, 21 se depreciaron y 14 cerraron al alza.

La empresa que encabezó las pérdidas fue IEnova, con un retroceso de -5.12% en el valor de sus títulos. La empresa desarrolladora de infraestructura para el sector de energía fue golpeada por la noticia de una solicitud de arbitraje por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para cláusulas de un contrato que consideró abusivas.

Tras IEnova, las acciones de América Móvil, la emisora más grande por capitalización de la BMV, registraron una caída de -3.30 por ciento y arrastraron al índice S&P/BMV IPC. Alfa fue el tercer valor con peor desempeño, con -3.24 por ciento.

Las ganancias de la jornada en el índice las encabezaron las acciones de Genomma Lab, con un movimiento de 1.35%; seguidas por las de Banregio Grupo Financiero, con un avance de 0.85%, y las de Asur (Grupo Aeroportuario del Sureste), con 0.69 por ciento.

La segunda plaza accionaria mexicana, la Bolsa Institucional de Valores (Biva), registró una caída de -1.12% en su índice FTSE BIVA, que se ubicó en un nivel de 883.45 unidades.

[email protected]