La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) terminó la primera jornada de la semana con una caída moderada. La plaza accionaria local retrocedió desde un máximo de inicios de septiembre, en una sesión en la que el temor a la inflación y un decepcionante dato del PIB de China elevaron el neviosismo de los inversionistas.

El referencial índice S&P/BMV IPC, compuesto por las acciones de las 35 emisoras con más valor por capitalización y liquidez de México, cerró la jornada con una pérdida de -0.21% a un nivel de 52,686.03 puntos. El FTSE BIVA, principal de la Bolsa Institucional de Valores (Biva) perdió -0.17% a 1,085.56 unidades.

S&P/BMV IPC

Al interior del índice de referencia, la mayoría de los componentes terminaron la sesión con pérdidas, con 22 valores en rojo y 13 en verde. Los retrocesos los lideraron las acciones del gigante de los medios Grupo Televisa Unit, con -2%, y Grupo Cementos de Chihuahua (GCC), con una pérdida -1.68 por ciento.

En el mercado prevalece el temor a que bancos centrales retiren los estímulos monetarios para hacer frente a las presiones inflacionarias, explicó el local CI Banco en un reporte. Las caídas eran superiores, pero fueron recortadas debido a las expectativas relacionadas con reportes del tercer trimestre.

jose.rivera@eleconomista.mx