La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) amplió sus pérdidas de la apertura de sesión con una caída superior a 1% tras la renuncia del secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa Macías. Al momento, el referencial índice de la plaza, el S&P/BMV IPC, retrocede -1.21% y se ubica en un nivel de 43,061 unidades.

El funcionario informó su decisión de dejar el cargo por medio de una carta dirigida al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que publicó en su cuenta de Twitter. Antes de que emitiera su mensaje, el índice S&P/BMV IPC retrocedía -0.20%, ante menores apuestas sobre un recortes de tasas en Estados Unidos.

El movimiento de 528 unidades se amplió al cierre de sesión. El índice compuesto por las 35 acciones más importantes del mercado accionario local retrocede de la mano de 27 de sus componentes y sólo ocho se aprecian.

Las dos empresas más importantes por capitalización de la plaza, América Móvil y Wal Mart México, registran pérdidas de -1.54% y -3.02% en el valor de sus acciones. El peor movimiento entre los valores del índice es para las acciones de Financiero Banorte (también entre las cinco emisoras más grandes), con una caída de -3.84 por ciento.

Al momento son cinco las empresas que registran caídas superiores a 2 por ciento. Otras de las más afectadas es Cemex, que pierde -3.41 por ciento. El mejor valor al momento es Grupo Televisa Unit, con un avance de 2.05 por ciento. Otra firma que registró caídas son la minera Grupo México, con pérdidas de 2.78% a 49.69 pesos, seguida por la mayor cadena de tiendas minoristas. 

La segunda plaza mexicana, la Bolsa Institucional de Valores (Biva), registra un retroceso de -1.54% en su índice FTSE BIVA, que se ubica en el nivel de 875.13 unidades.

  

“A los mercados no les gustan las sorpresas”, dijo a la agencia de noticias Reuters Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base. “La reacción obedece no sólo a lo sorpresivo de su renuncia, sino también a la carta. Los motivos se ven muy fuertes y esto creemos que puede alertar todavía más a las agencias calificadoras e incrementar la probabilidad de un recorte a la calificación crediticia”.

Por la mañana, Carlos Urzúa anunció en su cuenta de Twitter su renuncia al cargo de secretario de Hacienda y así se convirtió en el funcionario de más alto rango en abandonar al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien asumió la presidencia hace siete meses. Más tarde, López Obrador nombró al subsecretario Arturo Herrera Gutiérrez como nuevo titular de la cartera más relevante del gabinete.

 

En una carta publicada en Twitter, Carlos Urzúa dijo que le resultó inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la hacienda pública y agregó que “se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento”.

Alberto Ramos, economista en jefe para América Latina de Goldman Sachs, dijo a Reuters que el nuevo titular de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez, “es una figura bien conocida con un buen diálogo con los participantes del mercado (…) Sin embargo, a la luz del contenido inusual de la carta de renuncia de Urzúa, hay una duda persistente de quién está realmente a cargo de dirigir la política económica”.

Con información de Reuters y Cristian Téllez.

[email protected]