La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) ganan con fuerzas en las primeras operaciones de esta semana, en línea con sus pares de Wall Street. El regreso de la estabilidad en el mercado de los bonos y la aprobación de estímulos en la Cámara de Representantes de Estados Unidos apoyan el apetito por los activos de riesgo.

El referencial índice S&P/BMV IPC, integrado por las acciones de las 36 empresas con mayor liquidez en el mercado local, se mueve 1.14% y se ubica a un nivel de 45,100.09 unidades. En la segunda bolsa de México, la Bolsa Institucional de Valores (Biva), el índice principal FTSE BIVA se mueve 1.37% hasta 927.96 unidades.

S&P/BMV IPC

Al interior del índice de referencia, la mayoría de los componentes se aprecian, con avances para 32 y retrocesos para cuatro. Los avances son encabezados por Alsea, con 5.03%; Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA), con 4.02%; Corporación Inmobiliaria Vesta, con 4.30%, e Industrias Peñoles, que gana 3.42 por ciento.

En los últimos días de febrero, alzas en las tasas de rendimiento de los bonos del Tesoro se tomaron como una señal de infuturos incrementos inflacionarios que traerían cambios en la política monetaria de la Reserva Federal (Fed). Esto dio como resultado una fuerte presión, principalmente en tecnológicas de Wall Street.

jose.rivera@eleconomista.mx