La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) abrió con pérdidas la primera sesión de negociaciones de esta semana. La plaza accionaria local cede terreno ante crecientes preocupaciones sobre estanflación que tienen hoy como base un aumento de los precios del petróleo y una cifra de la economía china inferior a la esperada.

El referencial índice S&P/BMV IPC, compuesto por las acciones de las 35 emisoras con más valor por capitalización y liquidez en México, retrocede -0.35% a un nivel de 52,614.28 puntos, mientras que el índice FTSE BIVA, de la Bolsa Institucional de Valores (Biva), se mueve -0.4% y se ubica en un nivel de 1,083.15 puntos.

S&P/BMV IPC

Al interior del índice  de referencia, la mayoría de los componentes operan en rojo, con 21 de sus valores con pérdidas y 14 con avances. Los retrocesos son liderados por Grupo México, con -1.34%, y Grupo Televisa Unit, con -1.14 por ciento. La Bolsa cae tras alcanzar su mejor nivel desde principios de septiembre.

Los precios del petróleo se mantienen al alza y temprano alcanzaron un nuevo máximo de siete años. El crecimiento de la economía de China dio señales de desaceleración al marcar en el tercer trimestre su nivel más bajo en un año. Ambos factores fomentan las apuestas sobre un escenario de estanflación.

jose.rivera@eleconomista.mx