Aunque la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se contagió del optimismo de los mercados internacionales luego de la confirmación de un agresivo programa de estímulos (QE) por parte del Banco Central Europeo (BCE) y concluyó la semana con un avance de 3% en términos de pesos y 2.24% en dólares, casi eliminando las pérdidas del año, la volatilidad previa a los reportes financieros de las empresas locales del cuarto trimestre, podría fungir como un freno para un avance mayor.

Pensamos que es pertinente mantener la cautela, dado que la situación económica mexicana no ha cambiado. No descartamos alguna volatilidad en los precios de las acciones locales conforme las empresas comiencen a reportar los resultados del cuarto trimestre de 2014 , dicen los analistas de Invex.

En las siguientes cuatro semanas el comportamiento del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) estará muy ligado a los resultados financieros que reporten las empresas del cuarto trimestre, y la guía que ofrezcan las compañías mexicanas , dicen por su parte los especialistas de Actinver.

No obstante, y a favor de los mercados accionarios globales se encuentra el hecho de que además del anuncio de un aumento de 1.1 trillones de euros en compras de activos de marzo próximo a septiembre de 2016, la política monetaria de la Reserva Federal (Fed) continúa siendo laxa. Con este escenario, dicen los expertos, sigue existiendo un alto nivel de liquidez, lo que sigue generando un mayor atractivo de la renta variable y justificando mayores valuaciones en los principales índices accionarios.

Asimismo, y si bien el precio del petróleo continuó retrocediendo, se ha generado la idea de que podría estar cerca de tocar un piso. Esto, después de que el secretario general de la OPEP y el ministro de petróleo de Iraq señalaran la posibilidad de estabilidad en los precios en estos niveles.

La OPEP mencionó que deberán ser los países no integrantes del cartel quienes deben reducir primeramente su producción. No obstante, Arabia Saudita ratificó que no piensa cambiar su política petrolera. Por ahora, y a pesar de los intentos de rebote, el petróleo no ha podido superar los 50 dólares por barril.

Aunque en México se inició formalmente la temporada de reports, el mayor flujo de información se espera a partir de la segunda semana de febrero con fecha límite el 27 del mismo mes.

Lo más relevante sigue siendo la expectativa de crecimiento en las utilidades que permita sustentar las valuaciones actuales , dicen los analistas de Banorte.

En términos técnicos, el IPC de la BMV alcanzó su punto de control de los últimos 60 días marcado en los 43,000 puntos. Parece que nuevamente vemos la resistencia en este nivel y el índice termina a la baja en la sesión del viernes.

El jueves, la herramienta ET basada en el Promedio Móvil Ideal (PMI) validó una señal de Venta Especulativa al superar 42,991 puntos.

Luego de una recuperación en cuatro sesiones de poco más de 1,720 puntos o 4.2% (desde 41,402), la herramienta ET (Estrategia de Tendencias) sugería así, la posibilidad de un respiro (Toma de Utilidades) mas no necesariamente un cambio de tendencia a la baja y por ello la recomendación es solamente la de disminuir un poco exposiciones (no de manera agresiva). Es importante destacar que actualmente el mercado mexicano atraviesa una etapa de alta volatilidad (cuatro señales en los que va del año) lo que ha propiciado este tipo de movimientos , señalaron los expertos de BX+.

Bajo este escenario el apoyo a reconocer está en los 42,000 y 41,800. Por otra parte, si logra romper con fuerza los 43,350 tomarían rumbo hacia los 43,800 y 44,000.

El IPC en dólares generó un rebote técnico y presiona la resistencia ubicada en los 2,930 puntos. Si logra superar este nivel el siguiente objetivo a buscar está en los 3,020. Por su parte, el soporte a respetar se localiza en los 2.78. La tendencia principal se mantiene a la baja.

Esta semana en el mercado local se publicaran los datos de Ventas al Menudeo, Balanza Comercial, Actividad económica (IGAE), Reservas Internacionales, Déficit público y el Anuncio Política Monetaria del Banco de México (Banxico), siendo este último el más relevante.

Se espera que la Junta de Gobierno deje la tasa de referencia sin cambio en tres por ciento. Sin embargo, se anticipa que modifique el tono del comunicado que acompaña la decisión de neutral a hawkish (con inclinación a aumentar tasas de interés en el futuro).

Consideramos que el factor más relevante del comunicado será lo que se comente y cómo se comente sobre las condiciones monetarias relativas , particularmente con respecto a Estados Unidos.

En este sentido, consideramos que el tono del comunicado apoyará nuestro pronóstico (y el consenso de mercado), de que Banxico iniciará un ciclo de política monetaria restrictiva en segundo semestre de 2015 , dicen los analistas de Banorte. A nivel internacional, para la presente semana el evento más relevante será la reunión del FOMC (28 de enero).

Este lunes se espera que la Bolsa de México mantenga una toma de utilidades moderada previo a la decisión de la Fed y ante los acontecimientos en Europa, luego de la victoria del partido opositor Syriza en Grecia en las elecciones extraordinarias, así como la caída nuevamente del precio del petróleo derivado de los comentarios del nuevo rey de Arabia Saudita sobre mantener las políticas de su antecesor en relación a la producción petrolera.

fondos@eleconomista.com.mx