La Bolsa mexicana finalizó el viernes a la alza en línea con el rebote de Wall Street y el IPC ganó 0.86%, tras la fuerte caída de la sesión previa.

El principal índice de bursátil, el IPC, terminó la sesión en 30,629 puntos, con un volumen de 380.6 millones de acciones negociadas.

En Estados Unidos, el promedio industrial Dow Jones ganó 1.25% y el Nasdaq Composite subió 1.14% por compras de oportunidad en el sector bancario y ante expectativas de que la reforma a la industria financiera no sea tan onerosa como temían los inversores.

El Senado de Estados Unidos aprobó el jueves un proyecto de ley para reformar Wall Street, culminando meses de discusiones sobre la mayor modernización a la normativa financiera desde la década de 1930.

Sin embargo, la iniciativa no golpearía las ganancias de los bancos tanto como se esperaba, lo que llevó a los inversores a aprovechar la reciente caída de los papeles financieros para ejecutar compras de oportunidad.

"En general hubo un ambiente mucho menos volátil, ayudaron las bolsas (en Estados Unidos)", comentó Delia Paredes, analista de Grupo Financiero Santander.

En los últimos seis días, la BMV acumuló una caída de más de 5.0%, en medio de preocupaciones por el impacto que podría tener una crisis de deuda europea en la recuperación económica global.

El viernes, los títulos de Grupo Carso, uno de los mayores conglomerados del país, ganaron 4.43% a 43.40 pesos, mientras los papeles del grupo financiero Banorte avanzaron un 4.58 por ciento a 47.40 pesos.