Grupo Bolsa Mexicana de Valores (Bolsa) no bajará la guardia y agotará los recursos e instancias legales para echar para atrás las nuevas reglas del mercado que avalan que el director general de una empresa apruebe la cancelación y cambio de listado de valores de una Bolsa a otra, dijo el director general del centro bursátil, José Oriol Bosch.

Para el directivo, este cambio va en contra de las mejores prácticas del mercado, atenta contra la sana competencia y, además, contradice la propia regulación del mercado de valores. “Estamos analizando los próximos pasos, qué otros recursos jurídicos vamos a seguir porque no estamos de acuerdo con la modificación que ya se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) y está en vigor”, advirtió.

El 25 de noviembre se publicó en el DOF el cambio en la Circular Única de Emisoras que permite que el director general de una empresa tome la decisión de cancelar y cambiar el listado de sus valores de una Bolsa a otra.

Previamente, la regulación otorgaba esta facultad exclusivamente al comité técnico o consejo de administración.

Los valores inscritos en algún centro bursátil van desde acciones, bonos, fideicomisos inmobiliarios y de energía e infraestructura, así como Certificados de Capital de Desarrollo o Certificados de Proyectos de Inversión.

En palabras de José Oriol Bosch: “No nos preocupa que se vayan empresas de la BMV a la otra Bolsa, lo que nos preocupa es que estén haciendo cambios regulatorios que van en contra de las mejores prácticas de gobierno corporativo”.

“Por años, la BMV ha promovido y empujado cambios regulatorios para apoyar y desarrollar al mercado de valores. Nunca hemos pedido un cambio que nada más nos beneficie y sea en prejuicio del mercado o de las mejores prácticas de gobierno corporativo”, comentó.

Afirmó que el hecho de que la decisión de que una empresa migre a otra Bolsa recaiga ahora en una sola persona también conlleva mayores riesgos y aumenta la posibilidad de caer en malas prácticas.

Entonces, reiteró que esta facultad debe corresponder al consejo de administración de las emisoras y no debe delegarse al director general, cuya responsabilidad es la gestión, conducción y ejecución de los negocios de la sociedad, tal como lo precisa el artículo 44 de la Ley del Mercado de Valores.

“Como director general del Grupo Bolsa no me gustaría que me dieran esa responsabilidad, creo que no estaría bien; tengo responsabilidades y las asumo, hago el mejor esfuerzo para llevar a cabo la operación diaria, pero tomar la decisión de listarse o moverse de una Bolsa a otra debe ser colegiada”, destacó.

“De qué sirve que la propia regulación exija que una emisora tenga consejeros independientes si después las decisiones las puede tomar el director general, no hace sentido”, sentenció.

Queja

En entrevista, el directivo recuerda que el 17 de noviembre presentaron a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria su postura a la iniciativa que hoy ya está en vigor.

Entre otros argumentos, expusieron que el cambio de listado de una emisora a cualquiera de una a otra Bolsa de valores es una decisión que debe ir más allá de las responsabilidades de la dirección general y someterse a consideración de un órgano colegiado.

El director general de la BMV también habló de la experiencia internacional. Mencionó que en el Manual de las Compañías Listadas de la Bolsa de Nueva York se estipula en la regla 807 que la facultad para autorizar el cambio de listado, de una Bolsa de valores a otra, corresponde a un órgano colegiado como es el consejo de administración.

Otra de sus declaraciones a la autoridad regulatoria es que cuando una empresa decide inscribirse ante el Registro Nacional de Valores (RNV) debe presentar el proyecto de acta de una asamblea o del consejo de administración, no del director. “Éste es el punto más claro, cuando una empresa va a listarse presenta el acta de una asamblea o un consejo, entonces, ¿por qué después sólo es una decisión del director general? ¿Por qué antes no y después que está listada puede cambiar?”, cuestionó.

“Si el consejo no tiene que tomar esta decisión, entonces, ¿cuál es su función?”, manifestó.

Para la autoridad, esta flexibilidad en el cambio de listado de valores de las emisoras va a ayudar a aumentar la operación de las acciones, cosa que no es así, explica el directivo, porque para incrementar el volumen operado se fijaron otras reglas bajo el esquema de mejor ejecución.

No ayuda

Recuerda que los reguladores, autoridades y las casas de Bolsa dedicaron mucho trabajo para tener una regulación en la materia, pero hasta ahora “sigue sin crecer el mercado”.

Reconoció que aunque hay un mercado con menos empresas de las que debería, sigue las mejores prácticas, tiene una reputación, entonces, “bajar la regulación porque no conviene, no es sano”.

Sin embargo, desde julio del 2018, cuando entró en operaciones Biva, las empresas que así lo decidieran pueden hacer su cambio de listado de la BMV a la nueva plaza bursátil o viceversa.

¿Con estas nuevas reglas hay más probabilidades de que las empresas migren de la BMV a Biva?, se le preguntó al directivo de la BMV. “No sé, pero al día de hoy no se ha ido ninguna”.

Destacó que aun bajando la regulación y facultando al director general para que decida el cambio de listado de la empresa, “¿hasta qué nivel se va a seguir bajando con tal de que se vayan para allá las empresas? Eso no es sano y no aporta al desarrollo del mercado de valores”.

“¿Por qué se están buscando estos cambios nada más para que beneficien a una de las bolsas? Creo que no hace sentido”, reiteró.

“No debería haber excepciones de ningún lado, la regulación no es un proceso de prueba y error”.

Preguntó: “¿Por qué mejor no enfocarnos en crecer el mercado, en tener un mercado más sano, que siga las mejores prácticas en lugar de ver cómo nos repartimos un pastel que de por sí no tiene el tamaño que debería?”.

Por ello, agotarán todas las instancias y recursos porque este cambio atenta con el desarrollo y con las mejores prácticas de mercado y no porque a la BMV no le conviene.

“Lo ideal es que la regulación siga como había sido hasta ahora, buscando el desarrollo y la mejor operación de los mercados y no una regulación que busque la mejor canibalización”, finalizó.

[email protected]