La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró con un descenso de 0.60%, su segunda baja de forma consecutiva, con lo que extendió su toma de utilidades; mientras se mantiene la atención en las medidas de comercio internacional y reportes corporativos trimestrales.

En cifras definitivas de cierre, el principal indicador accionario, el S&P BMV IPC, perdió 290.29 puntos respecto al nivel previo, con lo que se ubicó en 48,406.01 unidades, en el marco de un encuentro entre el gobierno mexicano y el virtual ganador de la Presidencia con funcionarios de alto nivel del gobierno de Estados Unidos.

Con este resultado, la BMV tuvo un balance semanal negativo en 1.17%, pero en la primera quincena de julio gana 1.55%, con lo cual en el acumulado del año, el mercado de valores reporta un descenso de 1.92 por ciento.

La plaza bursátil local finalizó contrario a los índices de Estados Unidos, de los cuales el promedio industrial Dow Jones avanzó 0.38%, el Standard and Poor´s 500 subió 0.11% y el tecnológico Nasdaq ganó 0.03 por ciento.

Al cierre de la jornada accionaria, en la BMV se operó un volumen de 233.6 millones de títulos, por un importe económico de 9,478.3 millones de pesos, con 43 emisoras que ganaron, 66 perdieron y cuatro se mantuvieron sin cambio.

El mercado accionario mexicano reflejó las bajas que tuvieron emisoras como Grupo México que cerró con un descenso de 1.69%, Cemex que perdió 1.46%, Grupo Financiero Banorte con menos 1.29% y América Móvil con 0.90 puntos porcentuales.

“La semana finaliza con mercados que asimilan la incertidumbre sobre las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, y que agregan información adicional proveniente de empresas, sobre todo con el inicio de la temporada de reportes trimestrales”, indicó el director de Estrategia de Mercados de Grupo Financiero Banorte, Alejandro Padilla.

En el mercado cambiario, el peso cerró la semana con una apreciación de 0.75% o 14.4 centavos, para cotizar alrededor de 18.89 pesos por dólar, de acuerdo con Banco Base.

(Actualización: 16:48)