La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) acumuló una ganancia semanal de 0.19% respecto al viernes pasado, luego que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos estaría pensando mantener sin cambio las tasas de interés en aquel país.

Este viernes el principal indicador accionario, el S&P/BMV IPC, se colocó en 42,292.16 unidades, lo que significó un incremento de 81.70 puntos, en comparación con la semana pasada.

Pero ese dato significó un retroceso de 945.73 puntos respecto al jueves 21 de marzo.

Al concluir la sesión del viernes, en la plaza bursátil mexicana se operó un volumen de 239.2 millones de títulos, por un importe económico de 8,180 millones de pesos, con 18 emisoras que ganaron, 82 perdieron y nueve se mantuvieron sin cambio.

De acuerdo con Banco Base, a pesar de que este día el índice observó un retroceso de 2.19%, en línea con el resto de los mercados, las ganancias en las sesiones anteriores permitieron que el balance semanal permaneciera en terreno positivo.

Agregó que al interior destacaron con ganancias semanales las emisoras Inbursa, con 5.24% más, Kimberly-Clark México con 4.85%, e Industrias Peñoles con 2.82% de incremento.

Por el contrario, las emisoras que registraron los mayores retrocesos fueron Santander, con 4.63% menos, Cemex con 4.48% de retroceso, y Televisa con un descenso de 4.42 por ciento.

Banco Base refirió que en cuanto a las noticias relevantes, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el lunes que comenzaría con la licitación para la construcción de la refinería en Dos Bocas, Tabasco.

Además que el mercado ha reaccionado de manera negativa a comentarios de algunas agencias calificadores con respecto a las medidas del gobierno federal para mantener la estabilidad de Pemex, por lo que no se descarta que se observe incertidumbre en el mercado de capitales, si se ajusta a la baja la perspectiva o la calificación crediticia de esta empresa.