La Bolsa mexicana opera a la baja y el IPC perdía el miércoles 0.24%, siguiendo la volatilidad de los mercados externos, tras la iniciativa de Alemania de prohibir las ventas cortas al descubierto de algunos instrumentos financieros.

El mercado también reaccionaba con nerviosismo a declaraciones de la canciller alemana Angela Merkel sobre que el euro corre peligro.

A las 8.57 hora local (1357 GMT), el principal índice bursátil mexicano, el IPC, se ubicaba en 31,061 puntos.

Las acciones de Grupo Financiero Inbursa, parte del grupo de negocios del magnate Carlos Slim, retrocedían 1.51% a 41.01 pesos.

Los títulos del minero Grupo México, uno de los mayores productores de cobre del mundo, caían 0.75% a 29.05 pesos.

Alemania anunció tarde el martes la prohibición de algunas apuestas a la baja en los precios de los bonos y las acciones, en un ataque contra la especulación financiera, a la que culpa en gran parte de la crisis de deuda de la zona euro.

A los mercados les preocupaba la posibilidad de que otros países adopten medidas similares contra este tipo de operaciones.

El miércoles, la canciller Merkel dijo en un discurso ante el Parlamento de su país que el euro está en peligro, agrandando la ola de incertidumbre entre los inversionistas globales.