La Bolsa mexicana registraba movimientos erráticos el lunes por la cautela de los inversionistas en torno a la fortaleza de la recuperación global que golpeaba el apetito por activos de mayor riesgo.

A las 10:33 hora local (1533 GMT), el principal índice bursátil, el IPC, avanzaba un marginal 0.03% a 32,618 puntos. Más temprano el indicador llegó a caer casi 0.60 por ciento.

Las acciones de Wal-Mart de México (Walmex), la mayor minorista del país, ganaban 0.16%, a 30.40 pesos.

Los títulos de Grupo Carso, uno de los mayores conglomerados del país, retrocedían 1.09%, a 42.17 pesos.

Algunos analistas vieron la promesa de los líderes del G-20 el fin de semana de reducir los déficits presupuestarios y mejorar sus sistemas bancarios como algo positivo para los mercados.

Pero las persistentes dudas sobre el ritmo de recuperación de la economía global mantenían cautelosos a algunos inversores respecto de sus apuestas de mayor riesgo.

"Nosotros estamos más del lado de cuidar la liquidez y de tomar utilidades donde se pueda porque no vemos ahorita el escenario fundamentalmente muy firme como para estar muy invertidos en capitales", comentó Carlos Alonso, gerente de inversiones institucionales del grupo financiero Interacciones.

Por la mañana, el Departamento de Comercio estadounidense dijo que el gasto en consumo creció en mayo más de lo esperado por los economistas aunque el ingreso personal se incrementó por debajo de las previsiones.

Un informe por separado de la Reserva Federal de Chicago reveló que su índice sobre la actividad económica estadounidense bajó a 0.21 en mayo desde 0.25 en abril.

Los analistas están a la espera hacia el final de la semana de conocer las nóminas no agrícolas y la tasa de desempleo de Estados Unidos, un reporte clave para entender el ritmo de la recuperación en la mayor economía del mundo.

La economía mexicana depende estrechamente de la de su vecino del norte, el destino de más de 80% de las exportaciones locales.