La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró este miércoles con una ganancia de 0.61%, con lo que hiló su tercera jornada consecutiva en la semana, y su principal indicador accionario superó nuevamente los 49,000 puntos.

En cifras definitivas de cierre, dicho indicador, el S&P/BMV IPC, se ubicó en 49,002.77 unidades.

El mercado bursátil local cerró en línea con los índices accionarios Dow Jones y Standard and Poor’s 500 de Estados Unidos, que terminaron con ganancias de 0.32 y 0.21%, respectivamente, mientras que el tecnológico Nasdaq perdió sólo 0.01 por ciento.

Las emisoras que apoyaron las ganancias de la Bolsa Mexicana de Valores fueron Grupo Financiero Banorte que ganó 1.90%; la minorista Walmart que cerró con un avance de 1.84%; Mexichem con 1.31%, y Grupo México con 0.85 puntos porcentuales.

“Los mercados a nivel mundial presentan movimientos positivos, luego de varias sesiones en las que se encontraban centrados en temas geopolíticos y comerciales”, mientras incorporan los resultados trimestrales de las empresas, indicaron analistas del Grupo Financiero Monex.

Retrocede

En datos económicos, se publicó en Estados Unidos que los inicios de vivienda de junio registraron un retroceso mensual de 12.3%, la mayor baja desde el 2016, mientras que los permisos de construcción cayeron 2.2% a una tasa mensual.

Aunque los datos pueden ser considerados como negativos para el mercado inmobiliario, el índice Dólar sólo recortó moderadamente sus ganancias, ya que el mercado mantiene su atención en la política monetaria de la Reserva Federal.

Ayer también se publicó el Libro Beige de la Fed en EU, que refiere que el ritmo de crecimiento de la actividad económica se mantuvo de modesto a moderado entre finales de mayo y principios de julio del presente año, destacando que en la actividad manufacturera hubo preocupación generalizada sobre los aranceles y el empleo continuó subiendo.

Analistas de Scotiabank indicaron que las perspectivas para el desempeño económico continúan positivas, y pese a la preocupación por la actual política comercial (aranceles y tarifas), no existen menciones concretas de que las cuestiones comerciales pudieran afectar la demanda o los planes de contratación y de gasto de capital.

Destacó que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comentó en una reunión de gabinete que México y EU se “están acercando” a alcanzar un acuerdo comercial, lo cual fue interpretado como una señal favorable por el mercado, ya que podría significar un cambio en la retórica proteccionista en contra de México.