El mercado accionario mexicano ganaba en sus primeras operaciones en línea con el comportamiento de sus pares en Nueva York, mientras los inversionistas realizaban compras de oportunidad tras dos caídas consecutivas de la plaza local en las que acumuló un retroceso de más de 1.0 por ciento.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) abrió la sesión de este jueves con una ganancia de 0.44% o 216.69 puntos para colocar al índice S&P/BMV IPC hasta las 48,374.12 unidades.

El mercado accionario opera un volumen de 1.2 millones de títulos, por un importe de 52.3 millones de pesos; participan 34 emisoras, de las cuales 14 suben, 11 bajan y nueve se mantienen sin cambio.

Para el Grupo Financiero Ve Por Más (Bx+), el mercado accionario asimila las noticias en torno al nuevo asesor económico de Donald Trump, así como las últimas cifras económicas en Estados Unidos y su efecto en el ritmo esperado de alzas de tasas de interés.

El nuevo asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, comentó que perseguirá medidas comerciales aplicables a China, no obstante que se considera que tiene un perfil pro-libre comercio.

Por su parte el peso se depreciaba tras los comentarios del nuevo asesor económico del presidente estadounidense sobre la necesidad de contar con un dólar fuerte, y luego de datos económicos de Estados Unidos que hicieron avanzar al billete verde.

El grupo financiero Ve por Más prevé que siga un fortalecimiento generalizado del dólar, ante los comentarios en favor de una política pro-dólar por parte del nuevo asesor económico de Donald Trump. La paridad cambiaria podría oscilar entre 18.66 y 18.74 el día de hoy.

La moneda mexicana cotizaba en 18.7265 unidades por dólar, una pérdida de 0.73%, ó 13.65 centavos, frente a los 18.59 pesos por billete verde del referencial de Reuters del miércoles.

Mientras el dólar caía más temprano frente al yen, ya que las tensiones comerciales animaban a los inversores a comprar la moneda japonesa.

Los actores del mercado están preocupados por el giro de Estados Unidos hacia el proteccionismo bajo el gobierno de Trump. Se espera que el yen sea el gran beneficiado de cualquier incremento del proteccionismo comercial, debido al fuerte superávit por cuenta corriente de Japón y la reputación de su divisa como un refugio.

La moneda japonesa, que comenzó el año operando a 113 yenes por dólar, subía un 0.4%, a 105.95 unidades. En operaciones previas en el mercado asiático llegó a operar en 105.79 yenes por dólar, su nivel más sólido desde el pasado 7 de marzo.