La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) logró revertir la caída que registró en los primeros días de la semana, para cerrar con un balance positivo de 815.31 puntos, equivalente a 1.95% más respecto al viernes previo.

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) se ubicó este viernes en 42,529.89 unidades, luego de que durante la semana se ubicó cercano al piso de los 40,000 enteros ante los temores derivados por la caída en los precios del petróleo.

A partir del miércoles mejoró el ánimo de los analistas luego del anuncio de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos, en el que mantuvo una postura acomodaticia respecto a un posible incremento en tasas de interés, lo cual fue muy aplaudido por los inversionistas.

Ello, causó una notable disminución de volatilidad, en donde el índice VIX, herramienta usada para medirla, disminuyó 22% en las últimas dos sesiones, explicaron analistas del Banco Ve por Más (BX+).

A eso se sumaron comentarios del Banco Central Europeo (BCE) respecto al programa de compra de bonos, así como buenos indicadores económicos tanto en la zona euro como en Estados Unidos.

De esta forma, luego de que la BMV registró su peor caída desde julio de 2013 dos días después registró un fuerte repunte que la llevó a ganar 3.59%, el mayor rendimiento desde agosto de 2011.

Del 15 al 19 de diciembre, en el mercado de renta variable se operó un volumen de 1,813 millones de títulos, por un importe económico de 53,222.6 millones de pesos.

Las emisoras que registraron las mayores ganancias en el periodo de referencia fueron: Grupo Financiero Inbursa, con 9.82% y Bimbo, con 9.65%; por el contrario, las que más cayeron fueron Cultiba y Grupo Sanborns, con 3.66 y 3.51%, en ese orden.

Los sectores representados en la BMV reportaron resultados mixtos en el periodo de referencia, donde la ganancia más significativa, de 4.29%, fue para el ramo de Productos de Consumo Frecuente y la mayor baja, de 0.85%, para Servicios.

mac