La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró con una pérdida de 0.36%, con lo que sumó su tercera jornada consecutiva de bajas.

Lo anterior debido a una toma de utilidades después del máximo histórico cercano a 50,000 puntos, en una jornada donde los inversionistas incorporaron datos de crecimiento económico en México y Estados Unidos.

En la última jornada previo al puente por el feriado del lunes próximo en el país, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) se colocó en 49,261.33 unidades, con 179.63 enteros menos respecto al nivel previo.

A pesar del periodo de ajuste, la Bolsa Mexicana logró terminar la semana con un balance positivo en 0.60%, equivalente a 293.50 enteros más respecto al viernes anterior, con lo cual concluyó abril con un alza de 1.48% y en el año suma un rendimiento de 7.93 puntos porcentuales.

El mercado accionario local terminó en línea con los índices de Wall Street, donde el promedio industrial Dow Jones bajó 0.19%, el Standard and Poor's 500 retrocedió también 0.19% y el índice tecnológico Nasdaq perdió 0.02% en cifras preliminares.