Este viernes, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró la primera semana del 2015 con una ganancia de 0.63% pese al cierre negativo de la sesión del viernes donde perdió 0.05%, después de tres jornadas consecutivas de incrementos.

El principal indicador accionario, el índice de Precios y Cotizaciones (IPC), retrocedió 19.90 puntos respecto al nivel previo, para ubicarse en 42,382.41 unidades, en una sesión en la que las emisoras de mayor ponderación registraron resultados mixtos.

Con esta variación, el mercado accionario mexicano registra un balance semanal positivo de 266.94 enteros o 0.63 por ciento más respecto al nivel previo; sin embargo, mantiene una caída respecto al cierre de 2014, de 1.77 por ciento.

La Bolsa Mexicana presentó este día un ajuste tras los incrementos que acumuló en los días previos, siguiendo el comportamiento de sus pares estadounidenses, que bajaron pese a la publicación de buenos indicadores del sector laboral.

Wall Street liga dos semanas a la baja

Las acciones cerraron en baja el viernes en la bolsa de Nueva York tras dos jornadas con alzas, después de un reporte de empleo en Estados Unidos que arrojó una mirada ambigua sobre la economía local, y arrastradas por las energéticas ante una nueva caída de los precios del petróleo.

El promedio industrial Dow Jones perdió 170.50 puntos, o 0.95%, a 17,737.37 unidades, mientras que el índice S&P 500 cayó 17.33 puntos, o 0.84%, a 2,044.81 puntos.

El índice Nasdaq Composite, en tanto, perdió 32.121 puntos, o 0.68%, a 4,704.066 unidades.

En la semana, el Dow Jones y el Nasdaq perdieron 0.5%, mientras que el S&P 500 cayó 0.60 por ciento.

frm