La Bolsa mexicana cerró el viernes a la alza y el IPC ganó 0.29%, apoyada por compras de oportunidad, luego de fuertes descensos en sesiones previas y distanciándose de la tendencia negativa de los mercados en Estados Unidos.

El principal índice bursátil, el IPC, terminó en 31,488 puntos, en una jornada de fuerte volatilidad por temores a que la crisis de deuda en Grecia se propague a otros países de la zona euro.

Con respecto a su cierre de la semana previa, el mercado accionario mexicano presentó una fuerte baja de casi 4%, y en el año acumula una caída de 1.97 por ciento.

"Fue una sesión de extrema volatilidad, en el mercado local tuvimos algunas compras de oportunidad, sin embargo la constante incertidumbre en relación a la situación de Grecia y otros países en la zona euro frenó las ganancias en el IPC", comentó Fernando González, director de la consultoría Fast Profit.

Durante la sesión, el mercado llegó a subir 0.65%, pero en su jornada de altibajos cayó hasta 1.33 por ciento.

Entre los papeles que apoyaron al mercado, los de Wal-Mart de México (Walmex), la mayor cadena minorista del país, que subieron 3.01% a 29.47 pesos, luego de que UBS subió su recomendación para las acciones a "neutral" desde "venta".

Las acciones de Grupo México, uno de los mayores productores de cobre en el mundo, ascendieron 1.12% a 29.78 pesos.

El presidente alemán, Horst Koehler, convirtió en ley el viernes el proyecto que autoriza la contribución del país al multimillonario rescate para Grecia.

Sin embargo, las medidas tomadas para rescatar a la endeudada Grecia no han logrado calmar los temores de los inversionistas.

En Estados Unidos, el promedio industrial Dow Jones cayó 1.33% y el índice tecnológico Nasdaq Composite se desplomó 2.33 por ciento.