La mayoría de los mercados bursátiles del mundo volvieron a cerrar el viernes con ganancias, encabezados por Wall Street (Dow Jones, Nasdaq Composite y S&P500) que cerraron con una ganancia promedio de 1.36% apoyados en las atractivas valoraciones que dejaron las recientes caídas, y en el débil resultado de la nómina no agrícola de diciembre y enero, con una generación de 75,000 empleos en diciembre empleos y 113,000 durante enero, esta última cifra por debajo de los 180,000 estimados por el consenso. Sin embargo la tasa de desempleo bajó a 6.6%, desde 6.7% de diciembre.

La explicación al resultado de la nómina no agrícola está en las bajas temperaturas que han tenido en gran parte de los Estados Unidos, mientras que la baja en la tasa de desempleo se debe a la anulación del programa de beneficios por desempleo de emergencia a partir de enero, forzando a las personas a buscar un empleo. Cualesquiera que sean las causas del bajo número de empleos generados por la nómina no agrícola, es un hecho que esta desaceleración podría frenar la reducción de estímulos monetarios en la próxima reunión de política monetaria de la Reserva Federal (Fed) que se llevará a cabo hasta los días 18 y 19 de marzo; lo que podría seguir apoyando la recuperación de los mercados bursátiles.

En México también podrían favorecer los resultados del cuarto trimestre que presentarán varias empresas a partir de esta semana, aunque en muchos caso se espera que sean regulares, pero también tenemos buenos resultados estimados para algunas empresas.

Análisis Técnico del IPC

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) parece haber tocado piso alrededor de los 39,733 puntos que cayó el pasado miércoles 5 de febrero, donde inició una recuperación hasta cerrar en 40,525 puntos el viernes. Sin embargo, este rebote no confirma todavía un cambio de tendencia, aunque está mostrando señales positivas todavía es necesario que por lo menos supere el promedio móvil de un mes, o la resistencia que tiene en 41,350 puntos. El volumen se ha mantenido en buen nivel y con estabilidad por encima de las 300 millones de acciones podría ser un buen apoyo para que mantenga la tendencia de alza.

*MetAnálisis

fondos@eleconomista.com.mx