El principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el S&P/BMV IPC, vivió su segunda peor jornada del año, con lo que borró las ganancias acumuladas desde enero, al ubicarse por debajo de 42,000 unidades.

En una sesión volátil, el indicador finalizó con una caída de 2.19%, en 41,618.11 puntos, nivel que se encuentra a 0.05% por debajo de los 41,640.27 enteros en los que el índice finalizó en diciembre del 2018.

El ajuste de este jueves en el IPC, que engloba las 35 firmas más bursátiles del mercado accionario, es ligeramente inferior al 2.2% que retrocedió el pasado 22 de marzo, azotado por la aversión al riesgo después de conocerse los débiles datos económicos en Europa y Estados Unidos ante temores de una desaceleración en el crecimiento global. La caída de este jueves en la BMV se explicó por una serie de preocupaciones de los inversionistas sobre acontecimientos propios de México, en esta ocasión no incidieron eventos globales.

Factores locales

Analistas explicaron que el desempeño del mercado fue impactado por la contracción en el crecimiento económico del país, el Plan de Negocios Petróleos Mexicanos (Pemex), que sigue sin convencer, y los débiles reportes financieros que las empresas presentaron esta semana.

“A finales de julio, se dará a conocer el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del segundo trimestre, que se espera negativo, por lo que la expectativa para la Bolsa no es positiva y seguiremos viendo volatilidad”, explicó Santiago Cortés, trader independiente.

La cifra oportuna del PIB se publicará el próximo 31 de julio.

Cortés añadió que también influyeron en la caída los “decepcionantes” reportes financieros que han presentado hasta el momento las emisoras, excepto Banco del Bajío.

Carlos Hermosillo, director de Análisis Fundamental de Actinver, coincidió que los niveles a los que ha llegado el S&P/BMV IPC se deben a una combinación de factores como el plan de Pemex, que ha generado dudas entre los economistas y analistas de las calificadoras de crédito.

“Esto abre la posibilidad de que en el presupuesto hacia el 2020 tenga que haber ajustes importantes, porque el hecho de destinar recursos y reducir la carga tributaria genera dudas de cómo se va a subsanar esa falta de recursos”, dijo.

Ayer, 29 de las 35 firmas que componen el S&P/BMV IPC finalizaron la sesión con pérdidas en el valor de sus acciones respecto a sus cierres del día previo. En un solo día, en estas empresas se esfumaron 119,767 millones de pesos en valor de capitalización bursátil.

Entre las principales compañías con minusvalías en su cotización en la BMV está el conglomerado regio Alfa, que encabezó las pérdidas con una corrección de 7.16%, seguida de Bolsa (-4.94%), Cemex (-4.85%), GMéxico (-4.55%), Kimberly Clark (-4.52%) y Peñoles (-4.42 por ciento).

“Algunas empresas por cuestiones particulares caen, van a investigar los accidentes ecológicos de Grupo México. Alfa publicó su trimestral y sus subsidiarias caen en la Bolsa. El Grupo Bolsa reportó caídas en operaciones en acciones, futuros y swaps. También hay incertidumbre en las mineras, es una industria cíclica y sensible al precio de los minerales”, explicó Luis Alvarado, analista de Banco Base.

Wall Street gana

Los principales índices en Estados Unidos finalizaron la sesión bursátil con ganancias. El NASDAQ Composite cerró con un alza de 0.27%, en 8,207.24 puntos, el Dow Jones avanzó 0.01%, a 27,222.97 puntos, y el S&P 500 tuvo una expansión de 0.36%, a 2,995.11 unidades. “El mercado espera que la Fed reduzca su tasa de referencia al cierre del mes en 25 puntos a un rango entre 2 y 2.25%, ante la expectativa de que el crecimiento económico estadounidense se está desacelerando”, dijo Gabriela Siller, economista en jefe de Banco Base.

Castigan los inversionistas las acciones de Alfa

El mercado accionario castigó el valor de los títulos de Alfa y sus subsidiarias, Alpek y Nemak, como consecuencia de sus resultados al segundo trimestre del año y por las expectativas particulares.

Los papeles del conglomerado regiomontano perdieron, en la Bolsa Mexicana de Valores,  6,097 millones de pesos en valor de mercado, un desplome en su precio de 7.16%, a 15.69 pesos por unidad, niveles no observados desde diciembre del 2011.

La fabricante de autopartes Nemak y la petroquímica Alpek registraron descensos de 3.30 y 0.51%, respectivamente.

Alain Jaimes, analista bursátil en Signum Research, mencionó que el castigo de Alfa es consecuencia de la afectación que, individualmente, suman sus dos compañías, por el escenario que se espera para finales del año.

“Indicadores macroeconómicos refieren que existe cierta desaceleración en la cuestión de autopartes, la volatilidad en los commodities, que es lo que a Alpek le ha pegado bastante”, explicó el estratega.

En conferencia con analistas, el director general de Alpek, José de Jesús Valdez, dijo que en el corto plazo la empresa no tiene intención de realizar alguna adquisición, pues se encuentran concentrados en la planta de Corpus Christi.

Por su parte, el director general de Alfa, Álvaro Fernández, explicó que pese a los resultados trimestrales, no realizarán modificaciones a la Guía de Resultados 2019 ya que su estimación contempla este escenario.

Después de la publicación de sus resultados, Banorte disminuyó el precio objetivo para finales de año de Alfa a 21.80 pesos, desde los 26.80. El nuevo nivel representa un potencial retorno de 38.94 por ciento.

Monex también recortó sus expectativas para el valor de los papeles a 22 pesos, desde 26.50.

Ambas casas de Bolsa mantienen su recomendación de Compra.

“Pese a los decrementos que están registrando y que se tienen hacia finales del año, es una empresa sólida (...) Esta baja la podemos asociar a la actual coyuntura que es compleja y desafiante. Eventualmente, creemos que se recuperará”.

[email protected]