La Bolsa mexicana opera con una ligera a la alza y el IPC subía el jueves 0.12% apoyada por los papeles de la minera Grupo México, en un mercado atento a la volatilidad de sus pares en Estados Unidos luego de un débil dato laboral en ese país.

A las 9.35 hora local (1435 GMT), el principal índice bursátil, el IPC, se ubicaba en 32,406 puntos.

Las acciones de Grupo México, uno de los mayores productores de cobre en el mundo, ascendían 1%, a 31.39 pesos.

La minera informó el miércoles que un tribunal mexicano pedirá a los reguladores antimonopolios que reconozcan como legal la compra de la ferrocarrilera Ferrosur por parte de la minera Grupo México.

"Consideramos positiva esta noticia, ya que la incorporación de Ferrosur en los resultados consolidados de Grupo México representaría un incremento en los ingresos y EBITDA de 3.3% y 1.8% con base en los resultados del primer trimestre de 2010", dijo Bancomer en un reporte.

Los mercados internacionales operaban aún con cierto nerviosismo por el temor a que las medidas de ajuste fiscal que adoptaría la zona euro para enfrentar una crisis de deuda desaceleren el ritmo de crecimiento económico.

En Estados Unidos, los mercados abrieron en baja presionados por débiles datos sobre el sector laboral, pero a los pocos minutos revirtieron la tendencia y pasaron a terreno positivo.

El promedio industrial Dow Jones subía 0.18% y el índice compuesto Nasdaq ganaba 0.35 por ciento.