Luego de un arranque de año negativo, en el que la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) acumuló una caída de 4.21% en las primeras operaciones del año, este día el mercado registró un rebote y cerró con una ganancia de 0.56 por ciento.

Sin embargo, prevalece la incertidumbre por la situación política de Grecia y su posible salida de la zona euro, la continua caída en los precios del petróleo, en una jornada de datos económicos mixtos a nivel internacional.

El principal indicador accionario, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), se ubicó en 41,329.41 unidades, con 230.04 enteros más respecto al nivel previo, apoyado por el avance que presentaron emisoras como Alfa, Walmart, Cemex y Alsea.

El mercado accionario mexicano se desligó de sus pares estadounidenses, de los cuales el promedio industrial Dow Jones perdió 0.55%, el Nasdaq bajó 1.00% y el Standard and Poors 500 descendió 0.66%, en cifras preliminares.

frm