La Bolsa mexicana cerró a la baja y el IPC registró el martes su peor caída desde junio del 2009, golpeada por la aversión global al riesgo luego de que la agencia Standard & Poor's rebajara las calificaciones de la deuda soberana de Grecia y Portugal.

El principal índice de la bolsa, el IPC, cerró la sesión con un desplome de 3.23%, a 32,679 puntos, en su segunda jornada consecutiva de pérdidas.

Las acciones de Wal-Mart de México (Walmex), la mayor minorista del país, encabezaron las bajas y cedieron 4.30%, a 30.05 pesos.

Los títulos de la minera Grupo México, una de las mayores productoras de cobre del mundo, también contribuyeron al descenso y retrocedieron 3.67%, a 32.82 pesos.

S&P bajó la nota de Grecia en tres escalones, para dejarla en territorio especulativo o "basura". Poco antes, la agencia había recortado la calificación de Portugal en dos niveles.

Los anuncios de S&P empeoraron el ánimo de los inversores, que ya temían que presiones políticas pudieran obstaculizar un rescate multimillonario de Grecia y que la crisis de deuda se extienda a otros países altamente endeudados de la periferia de la zona euro.

"El mercado aprovechó para tomar utilidades por la noticia", comentó Jaime Ascencio, analista de Actinver.

"Tomando en cuenta que ha habido mucha entrada de recursos extranjeros al país se generó este ajuste derivado de la aversión al riesgo", agregó.

En Estados Unidos, el promedio industrial Dow Jones disminuyó 1.90% y el índice compuesto Nasdaq se hundió 2.04 por ciento.