La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró con una pérdida de 0.72%, con lo que acumuló tres jornadas en terreno negativo, ante la continua caída en los precios del petróleo y pese al buen dato de Alcoa, que abrió la víspera la temporada de reportes en Estados Unidos.

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), principal indicador accionario, retrocedió 302.52 enteros respecto al nivel previo, para ubicarse en 41,478.26 unidades, presionado por emisoras como Walmart, Grupo México y Alfa.

El mercado mexicano siguió el descenso de los índices de Wall Street, donde el Dow Jones perdió 0.15%, el Standard and Poor's 500 retrocedió 0.26% y el Nasdaq descendió 0.68%, en cifras preliminares.

frm