La bolsa mexicana operaba en sus primeras operaciones del viernes sin un rumbo fijo, mientras se perfilaba a registrar movimientos marginales en una semana marcada sobre todo por la cautela de los inversionistas dado el aumento de contagios por COVID-19, en especial el avance de la variante Delta.

El índice accionario líder S&P/BMV IPC cedía un 0.15% a 50,164.43 puntos, a las 8.52 hora local (1352 GMT). La plaza inició la sesión en terreno positivo.