La bolsa mexicana ganaba en las primeras operaciones de la ultima sesión de la semana luego de tres jornadas consecutivas de pérdidas en un día sin indicadores económicos relevantes eb el país.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) inició operaciones este viernes con una ganancia de 0.16% o 88.75 puntos para colocar al índice S&P/BMV IPC hasta las 47,912.11 unidades.

"La jornada estará marcada por la llamada 'cuádruple hora bruja', el vencimiento trimestral de opciones y futuros sobre acciones e índices, que generalmente le imprime un aumento en el volumen de operación", precisó CI Banco en un reporte.

El mercado accionario opera un volumen de 2.6 millones de títulos, por un importe de 124.4 millones de pesos; participan 68 emisoras, 39 suben, 23 bajan y seis se mantienen sin cambios.

Para Grupo Financiero Monex, los mercados presentan movimientos mixtos, considerando una agenda modesta en Asia y Europa, y a la espera de datos relevantes en Estados Unidos.

Monex destaca que durante la semana la atención de los inversionistas se centró en las declaraciones del nuevo asesor económico en Estados Unidos, Larry Kudlow, aunque mantienen cierta preocupación ante más cambios en el equipo de Donald Trump. El mercado también espera validar la próxima semana el incremento en la tasa de interés en Estados Unidos, para que después diversos Bancos Centrales hagan lo propio, como una medida de tracción y contener los flujos.

Los bancos y la BMV suspenderán sus operaciones el próximo lunes 19 de marzo, con motivo del feriado por el natalicio de Benito Juárez, y reanudarán sus actividades normales al día siguiente.

Por su parte el peso se depreciaba ante una fortaleza del dólar y en espera de la reunión de política monetaria en Estados Unidos la próxima semana, donde se estima un alza de 25 puntos básicos y se aguardan comentarios de la Reserva Federal sobre la trayectoria de las tasas para el resto del año.

La moneda mexicana cotizaba en 18.7430 unidades por dólar, con una baja del 0.23%, ó 4.30 centavos, frente a los 18.70 pesos por billete verde del precio de referencia de Reuters del jueves. 

Mientras el dólar caía aún más frente al yen japonés por informes de nuevas turbulencias en el gobierno de Trump, mientras que en otros mercados los inversores se mantenían cautos.

El temor a que los aranceles de Estados Unidos puedan afectar a la economía mundial y cambios en el equipo de gobierno en Washington han sacudido a los mercados en los últimos días, presionando al dólar y dejando al yen como principal beneficiado.

Commerzbank dijo que el yen fue impulsado por factores internos, en particular la confusión sobre cuándo y cómo el Banco de Japón podría comenzar a reducir los niveles récord de estímulo monetario que buscan levantar la inflación. Los analistas dijeron que el banco central "sonaba indefinidamente agresivo".

El yen, que se ha fortalecido desde alrededor de 113 yenes por dólar a comienzos de año, subió hasta un 0.7% a 105.60 yenes, su nivel más alto desde el 7 de marzo. La moneda japonesa también avanzó frente al euro, con la moneda única bajando un 0.5% hasta los 130.21 yenes.

Trump decidió reemplazar a su asesor de seguridad nacional, H.R. McMaster, informó el Washington Post. The New York Times, en tanto, publicó que el fiscal especial de Estados Unidos, Robert Mueller, había pedido documentos, incluidos algunos relativos a Rusia, relacionados con los negocios de Trump.

A principios de esta semana, la divisa estadounidense recibió un golpe luego de que Trump despidió al Secretario de Estado Rex Tillerson, lo que ponía más nerviosos a los inversores sobre la dirección que tomaría ahora la política de Estados Unidos.