Las acciones de BBVA sobresalieron el miércoles al frente de las caídas del Ibex en la Bolsa de Madrid.

El derrumbe de BBVA llegó a rozar 9% en la apertura. La contundencia de este correctivo desinfló su cotización por debajo del nivel de los 6 euros (5.91).

El banco corrigió con creces el optimismo que había anticipado en las dos jornadas anteriores.

BBVA había liderado las subidas del Ibex en las dos sesiones previas al resultado de las elecciones estadounidenses (3.1% y 1.5%). Las mayores opciones de una victoria de Hillary Clinton frenaron el desplome del peso mexicano.

Los analistas de Citigroup contribuyeron a las subidas con su informe del pasado lunes.

La firma estadounidense reiteró su consejo de Comprar acciones de BBVA, al destacar la resistencia, mayor de lo esperado, del negocio de BBVA en México incluso ante una eventual victoria de Donald Trump.

Peso, el gran perdedor

Los resultados finales de las elecciones confirmaron el triunfo del candidato republicano, y uno de los mayores sobresaltos en los mercados se ha concentrado en el peso mexicano.

El desplome de la divisa mexicana superó incluso 10% frente a un dólar debilitado respecto del resto de las principales monedas mundiales. La caída del peso es la mayor desde 1994.

Las firmas internacionales de inversión habían puesto en la mira a BBVA en la recta fina de la campaña electoral de EU.

Credit Suisse y Société Générale coincidían al nombrar al banco español como el más expuesto de Europa al mercado mexicano.

Rebajan recomendación

Los analistas de Jefferies reaccionaron a los resultados de las elecciones de EU con una rebaja de su recomendación sobre las acciones de BBVA a Mantener.

La firma estadounidense destacó sobre todo el impacto que podría tener el desplome del peso mexicano en las cuentas del banco español.

Según las estimaciones de Jefferies, cada 10% de caída en el peso mexicano en su cruce frente al euro podría reducir cerca de 5% el beneficio de BBVA.

Ayer el peso ha superó 10% de caída frente al euro.

Los resultados correspondientes a los tres primeros trimestres del año arrojaron una utilidad del banco español de 2,797 millones de euros. En estas cuentas, México se confirmó como el principal generador de beneficios, con un resultado de 1,441 millones de euros.

En los tres primeros meses la contribución positiva del negocio mexicano de BBVA aumentó 11%.

Los analistas de Jefferies van más allá del impacto del triunfo de Trump en la cotización del peso. El resultado en EU eleva la incertidumbre sobre la evolución de su economía. Señalan que en función de cómo module las relaciones con el país vecino, podría tener un impacto directo negativo en las perspectivas de crecimiento de México .