Hoy como nunca, los mercados financieros son un lugar incierto; tratar de definir con precisión los factores que determinan su causalidad, impacto y temporalidad es una tarea compleja.

Lo anterior se debe a la necesidad de definir, como condición previa, el contexto económico con respecto al cual se desempeñan dichos mercados. Las alusiones que analistas, consultores y académicos expresan se ubican en un lugar distinto en la línea que va del optimismo a su otro extremo, aunque en algunos momentos logren coincidir.

La Reserva Federal

Sin duda alguna las decisiones que la Fed tomará en el presente año son una de las referencias más acuciantes. El pasado 16 de marzo dicho banco central anunció que mantenía sin cambios las tasas de referencia, entre 0.25 y 0.50%; sin embargo, dejó la puerta abierta para que a mediados de año haya otra revisión y posiblemente una alza.

Sergio García Márquez, director de Value Operadora de Sociedades de Inversión, considera que dicha normalización de política monetaria y su eventual subida de tasas de interés tendrán un impacto en la volatilidad y en productos de largo plazo como los que nosotros manejamos. Los de corto plazo la van a pasar muy bien; nosotros vamos a tener que vivir con aguas mucho más turbulentas que las que hemos tenido en el pasado .

Por su parte, Alonso Madero, director de Fondos de Inversión de la Operadora Actinver, opina que para los fondos de renta fija, la primera y más importante alerta es que la Reserva Federal quiere subir las tasas de interés, y Banxico, por ejemplo, ya nos sorprendió, subió la tasa 50 centésimas. En consecuencia, las posiciones de largo plazo en fondos de inversión de renta fija pueden sufrir una minusvalía .

Economía de Estados Unidos

En alcance a lo anterior, Carlos Tamés Gómez, administrador de Portafolios de Deuda de Monex, dice que uno de los temas que hay que seguir de cerca en el mediano plazo es si la economía de Estados Unidos va a terminar de consolidar su crecimiento, aunque el mercado está desesperado por la velocidad con que se está dando .

Una clara consecuencia de ello, refiere Arturo Guillén, profesor investigador de la UAM-I, es la disminución en su participación del PIB global. Actualmente (Estados Unidos) produce 25% del PIB mundial; mientras que China ha subido de 1% en 1960 a 9% en el 2014 en términos constantes. Si se utiliza el PIB per cápita, si eliminamos la distorsión que implica el tipo de cambio y sabemos que la economía estadounidense ha tenido un tipo de cambio sobrevaluado y que se acusa a China diciendo que ha tendido a mantener un yuan devaluado , entonces el PIB per cápita tiende a modificar radicalmente la participación en la producción. Estados Unidos alcanzó, en el 2014, 16.04% del PIB; mientras China lo hizo por 16.96%, de acuerdo con un análisis del BCE .

El Dragón chino

A esta nueva condición de la economía china se refiere el FMI en su reciente Informe Global sobre la Estabilidad Financiera (GFSR, en inglés), en el que muestra que durante las últimas dos décadas las economías emergentes han contribuido en más de la mitad del crecimiento global durante los últimos 15 años y su participación en el PIB mundial ha aumentado a 38 por ciento . Sin lugar a dudas, el organismo aludía en particular a China, de ahí que también advierta de los efectos de contagio de dicha economía a los mercados financieros internacionales, incluida la transmisión de un exceso de volatilidad y el impacto en los precios de renta variable y los tipos de cambio en las economías avanzadas.

Arturo Guillén destaca, en el seminario Reorganización del financiamiento, organizado por el IIEc de la UNAM a finales de marzo, que China ya es actualmente el líder de la economía mundial, aunque todavía no en cuanto a hegemonía financiera. De ahí que el FMI indique en su informe que los efectos de contagio puramente financieros de China son menos significativos, aunque los vinculados a los fundamentos económicos, como las noticias sobre la ralentización de su crecimiento, tienen un efecto cada vez más profundo en el rendimiento de la renta variable.

La institución destaca, asimismo, la evidente importancia del endeudamiento empresarial y la intermediación de los fondos comunes de inversión como amplificadores de estos efectos de contagio.

Precios del petróleo

Además de China, todos los mercados giran alrededor del precio del petróleo y esta es la principal variable a considerar. Para México es importante, a fin de reactivar el gasto de gobierno , sostiene José Fierro Von Mor, director de Sociedades de Inversión de GBM. Ciertamente, en los ámbitos económico y financiero, todos esperan acciones prósperas al repunte del crudo después de 18 meses de vigilia. Una parte significativa de ello se definirá en la reunión que sostendrán al menos 15 países socios y no socios de la OPEP el 17 de abril en Doha. Será en dicha reunión cuando las expectativas tengan realmente posibilidades de concretarse, a través de un acuerdo favorable para la economía y los mercados.

Por el momento, todos quieren ganar y nadie perder. Veremos si la posible amenaza de una deflación mundial, como refieren algunos especialistas,

los hace llegar a un acuerdo.

Geopolítica

La restauración geopolítica ha invadido la preocupación en los mercados. Como pocas veces en la historia, frentes distintos se apuestan en el horizonte de dicha preocupación.

Siria, la expulsión de refugiados de la Unión Europea, los Panama Papers y el eje discursivo EU-Rusia, Venezuela, Brasil, Ucrania y el Brexit, entre otros son un catalizador para las alturas de negociación que deberán alcanzarse, al amparo de la mejor salida posible para la economía y sus mercados. Cabe mencionar, también, el reciente acercamiento de Estados Unidos con América Latina, en aras de procurar el desplazamiento de China en su proceso de expansión en dicha zona.

El caso México

En el contexto nacional, Rafael Buerba, fund manager del portafolio Santander OP, cita la importante relación comercial del país con Estados Unidos, la entrada de remesas que hay en México y el impacto que esto tiene en el consumidor mexicano .

Datos del Banco de México refieren que el flujo de remesas que el país recibió en el 2015 fue de 24,770 millones de dólares, 34% más que los ingresos obtenidos por la venta total de petróleo en el mismo año, y que en febrero del presente año dicho flujo fue 13.6% más que el 2016. Hecho que Donald Trump ha retomado en el debate electoral sobre el destino de dichas remesas, en caso de ser elegido.

Por otro lado, se encuentra la reciente calificación que S&P otorgó a Pemex ( BB+ ). Pemex y su situación fiscal son ruido para la volatilidad mundial , expone la calificadora.

El cisne negro

Franklin Templeton cita como alertas el tipo de cambio y tal vez un cisne negro que aún no veamos , (Un cisne negro es un evento altamente improbable que puede alterar por completo las experiencias de las observaciones pasadas). Aunque no precisó a qué se refería, analistas diversos advierten que dicho cisne negro puede ser una potencial depreciación que lleve a la inestabilidad financiera y probablemente a una recesión global; la expansión del mercado financiero sombra, paralelo al que ya opera, o bien, un estancamiento secular.

El 2016 no aparece como un año donde vaya a haber altísimos niveles de retornos , dice Juan Manuel Verón, director de Inversiones de Principal Financial Group México.

El 2016 será todavía un año de riesgos, las economías podrían tocar piso y hasta el 2017 se podrá observar un panorama más seguro , sostiene el directivo.

Hoy por hoy, la única constante en el contexto de la economía y los mercados de capitales es la indefinición de sus variables. Gestores y operadores deberán atender a detalle el perfil que los factores mencionados vayan dando a dichas variables, a fin de incrementar los 2 millones de inversionistas que por ahora guarda la industria de fondos en el país.

[email protected]