Los precios del crudo subieron el martes, pues los recortes liderados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y las tensiones en Oriente Medio mantuvieron al Brent sobre 64 dólares por barril. El avance fue limitado por la disputa comercial entre Estados Unidos y China.

El Brent ganó 5 centavos, a 64.16 dólares el barril, mientras que el West Texas Intermediate tuvo un alza de 17 centavos, a 57.83 dólares.

La mezcla mexicana de exportación cayó 1.11 dólares a  59.18 dólares el barril.

La OPEP y sus aliados acordaron la semana pasada extender su acuerdo de recorte de suministros hasta marzo del 2020.

El Brent ha subido casi 20% en el 2019 gracias al pacto y a las tensiones en Oriente Medio, sobre todo las derivadas del programa nuclear de Irán.

La captura británica de un petrolero iraní frente a Gibraltar la semana pasada no quedará “sin respuesta”, dijo el martes el jefe de Estado Mayor de las fuerzas armadas iraníes, en declaraciones que apoyaron también los precios del barril.

Los precios del petróleo siguen bajo presión por el deterioro de las perspectivas de crecimiento económico global por la pugna entre Washington y Pekín. Las dos partes tienen previsto relanzar sus negociaciones esta semana, aunque hay escasas señales de que sus diferencias se hayan reducido.

En su reporte mensual, la Administración de Información de Energía de Estados Unidos redujo su estimación sobre el aumento de la demanda mundial de petróleo este año en 150,000 barriles por día, a 1.07 millones de bpd.

En Rusia, la producción petrolera bajó a un mínimo de tres años a comienzos de julio. “Lo de Rusia apoya los precios (...) Menos barriles rusos junto con un elevado nivel de adhesión de las naciones OPEP deberían equilibrar más rápidamente el mercado”, dijo Giovanni Staunovo, analista de UBS.