El banco centro de Australia recortó este martes las tasas de interés a un mínimo histórico de un 1.75%, la primera flexibilización de su política monetaria en un año, en momentos en que busca frenar un repunte de su moneda y aislar a la economía de una posible deflación.

El recorte de un cuarto de punto del Banco de la Reserva de Australia (RBA, por su sigla en inglés) hizo caer a la moneda local más de un centavo de dólar estadounidense, a 0.7574 unidades.

NOTICIA: Crecimiento económico de Australia, en su nivel más débil en dos años

La especulación de un posible recorte estalló la semana pasada, cuando los datos del Gobierno mostraron que la inflación se desaceleró más de lo esperado en el primer trimestre del año.

La inflación subyacente se redujo a un mínimo histórico de un 1.5%, muy por debajo de un objetivo banda a largo plazo del RBA de un 2 a un 3 por ciento.

NOTICIA: Fitch coloca la nota de Australia en nivel máximo

"La inflación ha sido bastante apagada durante algún tiempo y los datos recientes fueron inesperadamente débiles", dijo el gobernador del RBA, Glenn Stevens, en un breve comunicado después de la reunión de política de mayo del banco central.

"Si bien los datos trimestrales contienen algunos factores temporales, estos resultados, junto con el crecimiento muy moderado en los costos laborales y las presiones bajistas de costos en otras partes del mundo, sugieren un panorama menor para la inflación que lo previsto anteriormente", agregó.

erp