Las existencias de crudo y destilados subieron más de lo esperado la semana pasada, mientras que las de gasolina cayeron muy por encima de las proyecciones, mostró el martes un reporte del Instituto Americano del Petróleo (API por su sigla en inglés).

Los inventarios de crudo subieron 2.9 millones de barriles, frente al alza de 1.4 millones que esperaban analistas encuestados por Reuters. Los de destilados crecieron 582,000 barriles, más que el incremento de 400,000 que aguardaba el mercado.

En tanto, las reservas de gasolina cayeron 1.8 millones de barriles, según API, frente a la baja de 200,000 barriles que se esperaba.