Los inventarios de crudo en Estados Unidos subieron la semana pasada, pese a una baja de las importaciones, mientras que las reservas de productos refinados cayeron ya que las refinerías procesaron más combustible, informó este miércoles el Gobierno.

Las existencias de crudo aumentaron 3.42 millones de barriles, a 366.55 millones, en la semana al 29 de abril, mostró el reporte de la Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés). Analistas sondeados por Reuters esperaban un aumento de 2 millones de barriles.

Las importaciones de crudo cayeron 389,000 barriles por día, a 8.84 millones de bpd.

En tanto, las reservas de gasolina cayeron por décimo primera semana consecutiva, en 1.05 millones de barriles, a 204.54 millones, su menor nivel desde junio del 2009. Se estimaba un incremento de 300,000 barriles.

Los inventarios de combustible para motor cayeron pese a que los datos de la EIA mostraron que la demanda doméstica declinó 1.9% en promedio en las últimas cuatro semanas respecto a igual periodo hace un año.

Las existencias de destilados, que incluyen combustible para calefacción y diésel, disminuyeron 1.4 millones de barriles, a 145.13 millones. Los analistas proyectaban un aumento de 600,000 barriles.

La utilización de refinerías aumentó 0.1 puntos porcentuales, a 82.8% de la capacidad. Esto se compara con previsiones de analistas de un alza de 0.7 puntos porcentuales.

Los inventarios en Cushing, Oklahoma, aumentaron 102,000 barriles, a 40.49 millones de barriles. Cushing es el punto de entrega de los contratos de la Bolsa Mercantil de Nueva York.

El grupo industrial Instituto Americano del Petróleo (API) mostró en su reporte semanal de inventarios el martes que las reservas de crudo subieron 3.2 millones de barriles la semana pasada.

En tanto, las existencias de gasolina crecieron 680,000 barriles y las de destilados cayeron 1.5 millones de barriles, según el API.

Los futuros de crudo estadounidense ampliaron su descenso tras los datos de la EIA y perdían 2.06 dólares, a 108.99 dólares por barril.