La confianza del consumidor estadounidense mejoró en mayo después de que un avance del empleo contrarrestó los altos precios de las gasolina, al tiempo que disminuyeron las expectativas inflacionarias, mostró este viernes un informe.

Los consumidores también se sintieron más optimistas sobre el panorama a largo plazo de la economía, indicó el sondeo Thomson Reuters/Universidad de Michigan. Sin embargo, las expectativas de ingresos permanecieron en niveles bajos.

La lectura final del índice general sobre la confianza del consumidor estadounidense marcó 74.3, un alza desde 69.8 el mes anterior y por encima del dato preliminar de mayo de 72.4.

Economistas consultados por Reuters esperaban que el índice no mostrara cambios frente a la lectura preliminar de mayo.