La demanda por colocar Certificados de Proyectos de Inversión (Cerpis) sigue fluyendo. Actualmente hay 13 solicitudes en espera de salida en el mercado de capitales local.

Especialistas explicaron que el vehículo despertó el interés de inversionistas porque resulta atractivo para apostar hasta 90% de los recursos captados en proyectos en el extranjero y, al menos, 10% en México.

“Sin duda vienen más emisiones de Cerpis porque estamos viendo a muchos administradores del extranjero que vienen a levantar dinero en México, eso habla de un mercado que se está sofisticando”, agregó Rodrigo Labastida, presidente de Coloca, una empresa dedicada a estructurar ofertas públicas iniciales y bonos.

Su mejor año

El año pasado se presentaron 19 emisiones en el mercado de valores local, que significó un financiamiento de 12,729 millones de pesos, marcando su mejor año desde que se anunció la creación del instrumento, en septiembre del 2015.

Los números anteriores contrastan con las ofertas realizadas en el 2016 cuando sólo se colocó un Cerpi que recaudó, en una emisión inicial, 800 millones de pesos, mientras que en el 2017 ninguna colocación fue reportada.

“Aún hay muchos administradores que están interesados por colocar Cerpis, por eso creemos que será un instrumento que sigan con una fuerte demanda en México”, aseveró Juan Manuel Olivo, director de Promoción y Emisoras de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

De acuerdo con el plan de negocios de los próximos emisores, los recursos que levantarán serán para financiar diferentes tipos de proyecto en sectores como infraestructura, energía, turismo, capital privado, tanto en México como en el extranjero.

Algunas de las firmas que ya trabajan en la emisión de este vehículo de inversión son Akaan Capital e Infraestructura con una emisión total por 20,000 millones de pesos para invertir en proyectos carreteros y de energías limpias en México.

En la lista de salida también está Grupo Agricultura, Agua y Ambiente, cuyo objetivo es colocar un Cerpi por alrededor de 20,000 millones de pesos (1,000 millones de dólares) para invertir en activos hídricos y agrícolas sustentables.

Acerca de la demanda de Cerpis, Rodrigo Labastida explicó que el mercado de valores mexicano se ha sofisticado y hoy encontramos este tipo de instrumentos que permiten a los inversionistas diversificar sus portafolios fuera de México.

“Hasta que nacieron los Cerpis, las afores estaban muy limitadas en invertir en el extranjero, con las modificaciones en el régimen de inversión, se dio un paso para que amplíen su base de inversiones”, puntualizó el presidente de Coloca.

Cambio de regulación

El director de Promoción y Emisoras de la BMV refirió que “la demanda ha sido interesante por el cambio en la regulación de las afores, de tal manera que los recursos de los inversionistas institucionales pueden ser destinados al financiamiento de proyectos o fondos de inversión que existen en otras partes del mundo”.

Además, con este instrumento, agregó, los inversionistas locales diversifican sus inversiones y tienen exposición a otras monedas, como el dólar.

judith.santiago@eleconomista.mx