El desempeño que tuvo la Bolsa Mexicana de Valores este jueves fue positivo a pesar del regreso que tuvo el IPC desde los 39,592 puntos que alcanzó en la jornada hasta cerrar en 39,176 puntos, con una ganancia de 155.23 unidades, equivalentes a 0.40 por ciento. Sin embargo, lo mejor fue el fuerte volumen negociado de 423.6 millones de acciones lo que demuestra que detrás de los vendedores que siguen tratando de reducir posiciones, hay quien acumula acciones con objetivos de mediano plazo (a un año por lo menos), puesto que a corto plazo persiste la incertidumbre.

En primer lugar para que la Bolsa de México afiance cualquier tipo de avance será necesario ver un sólido despegue la economía mexicana, después que la economía mundial y en particular la estadounidense y la europea sigan recuperándose. En segundo lugar habrá que ver si los problemas geopolíticos no se recrudecen, porque a pesar del retiro de las tropas rusas de la frontera ucraniana, el conflicto político no ha sido resuelto. Por último, el mercado estará atento a las medidas que tomará la Reserva Federal (Fed) de los Estados Unidos sobre el retiro de estímulos monetarios, aunque en éste último punto, quizá podría esperar hasta la reunión de abril para reducir otros 10,000 millones de dólares, pero mucho va a depender del dato de la nómina no agrícola que darán a conocer este viernes en los Estados Unidos, donde el consenso estima la creación de 150,000 empleos durante el mes de febrero. Este dato junto con otros del sector laboral podrían determinar hoy el comportamiento de los mercados bursátiles de la región.

Análisis Técnico

Aunque no logró mantenerse en los niveles máximos que alcanzó el IPC este jueves, el desempeño que tuvo fue positivo, sobre todo por el fuerte volumen de acciones negociadas y por haber cerrado por arriba de los 39,140 puntos, dejando posibilidades de mantener la tendencia ascendente a la siguiente resistencia que se encuentra alrededor de 39,600 puntos. Lo más importante de la pasada jornada fue el rompimiento que tuvieron varias acciones, y aunque algunas retrocedieron al final de la jornada, pero ya empezaron a presionar resistencias importantes, que en caso de ser superadas dejarían buenas expectativas.

*MetAnálisis

fondos@eleconomista.com.mx