Las utilidades del grupo Santander en México crecieron 63% durante el primer trimestre del 2010, sumando 3,394 millones de pesos.

Esto es resultado de una administración activa de los márgenes financieros con un aumento en los ingresos por comisiones, así como una vigilancia constante sobre la morosidad que ha generado un requerimiento menor de reservas de crédito.

Así, para el primer trimestre del 2010 se constituyeron 2,448 millones de pesos en reservas para créditos incobrables, esto es 42.6% menos respecto de las registradas en el mismo trimestre del 2009 y 23.2% inferiores a las registradas el cuarto trimestre del año pasado.

Santander registró una utilidad de operación en el primer trimestre del 2010 de 4,673 millones de pesos, 76.5% más de la registrada en el primer trimestre del 2009.

Por su parte la cartera de crédito disminuyó 6% anual a marzo del 2010, con un saldo de 199,676 millones de pesos, siendo la cartera de empresa más dinámica, al ubicarse en 53,592 millones de pesos, un incremento de 15.6% anual.

Asimismo, durante el primer trimestre del 2010, colocó más de ­­2,000 hipotecas residenciales, con un crecimiento de 1.4%, respecto del cuarto trimestre del 2010.

Con ello, mantuvo un ritmo de colocación de 21.7% de las hipotecas residenciales colocadas por los seis principales bancos del país, ocupando así el segundo lugar.

Caso contrario, la cartera de crédito al consumo se mantuvo negativa, al decrecer 24.6% anual al cierre del primer trimestre del 2010, con un saldo de 40,811 millones de pesos. Esto como resultado de la estrategia del banco de mantener la prudencia en este tipo de crédito.

Marcos Martínez, director general del grupo, dijo en su momento que la empresa sólo ofrecerá tarjeta a sus clientes.

[email protected]