Las acciones de Atlantia cayeron 4.68% en la Bolsa de Milán, hasta los 18.44 euros.

La compañía no fue capaz de marcar precio en la apertura tras el proceso de revocación de sus concesiones en Italia abierto por el gobierno tras el desplome de un viaducto en Génova.

Los títulos de la concesionaria italiana están sufriendo un verdadero calvario en Bolsa tras el derrumbe del viaducto Morandi, que provocó 43 muertos.

Atlantia recuperó 5.68% de su valor el pasado viernes, pero su cotización pagó la decisión del gobierno italiano de revocar sus concesiones. Sus acciones acumulan una caída de más de 27% en el último mes.

El viernes, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, dijo que se comunicó oficialmente a la sociedad Autostrade, propiedad de Atlantia, la apertura del procedimiento para cesar la concesión de gestión de las carreteras italianas.

En un comunicado, Conte aseguró que la concesionaria “tenía la obligación de ocuparse de la manutención ordinaria y extraordinaria de la autopista A10, de la tragedia que produjo la caída del puente. La concesionaria tendrá la facultad de comunicar sus conclusiones en los próximos 15 días”.

Revocación de concesiones traerá fuertes consecuencias

Por su parte, la compañía ya advirtió que la revocación de las concesiones acarreará una indemnización y tendrá consecuencias para los accionistas.

El fin de semana, Autostrade per l’Italia prometió que reconstruirá el puente que colapsó la semana pasada, pero su presidente ejecutivo no se disculpó por el desastre.

En una conferencia de prensa en la ciudad portuaria, realizada horas después de un funeral de Estado para muchas de las víctimas, el presidente ejecutivo Giovanni Castellucci expresó sus profundas condolencias a las víctimas de las familias, pero no ofreció una disculpa incondicional.