Fortem Capital, administradora de fondos privados, se convirtió en la primera empresa en colocar un Certificado de Capital de Desarrollo (CKD) por 2,080 millones de pesos en la nueva Bolsa Institucional de Valores (Biva).

La naciente emisora optó por la oferta del nuevo centro bursátil no por los costos en los servicios, sino para apoyar el crecimiento del mercado de valores y para que emprendedores y empresas de México accedan al mercado de capitales, lo cual terminará beneficiando el desarrollo económico del país.

“El costo no fue un factor decisivo para el cambio, para nosotros fue porque queremos que crezca el mercado, que crezcan las oportunidades para los empresarios; creemos que lo que va a pasar es una mejor diversificación de la riqueza”, destacó el presidente del Consejo de Fortem Capital, Miguel Sánchez Navarro, en conferencia con motivo de la colocación del CKD.

La emisión del instrumento financiero se da luego de dos meses y medio de que la Biva arrancó operaciones en México, presentándose como un nuevo competidor para la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el único centro bursátil hasta julio pasado.

Le hace el feo a la BMV

Tras el inicio de operaciones de Biva, algunos emisores inscritos en la BMV hicieron público su cambio de listado y en otros casos listaron deuda y otros instrumentos financieros como CKD y Certificados de Proyectos de Inversión.

Entre ellos, Liv Capital, un fondo de capital privado y socio de la Biva, las sofomes Crédito Real y Sofoplus, así como Ignia, un fondo de capital emprendedor.

En el caso de Fortem Capital, cambió su plan. Inicialmente pretendía colocar el CKD en la BMV, en donde inició los trámites el pasado 26 de enero. Sin embargo, decidió darle “su voto de confianza” a la Biva, porque encontró la oportunidad de apoyar el crecimiento del mercado bursátil mexicano.

“Decidimos venir a Biva porque somos fieles creyentes de que debe haber una segunda alternativa que permita a los emprendedores y a los empresarios acceder al mercado de capitales; creemos que eso va a tener un beneficio importante para el país y el desarrollo económico”, reiteró Sánchez Navarro.

Al respecto, la directora general de la nueva Bolsa de valores, María Ariza, agradeció el voto de confianza del administrador de fondos privados y reconoció que “ser el primer listado implica asumir un riesgo”.

Con los recursos captados con la emisión del CKD, Fortem Capital estima financiar entre 13 y 16 proyectos, como centros comerciales, fraccionamientos residenciales y hoteles de negocio, principalmente.

La inversión en cada proyecto será de entre 100 y 500 millones de pesos y con una extensión mayor a 3,000 y hasta 60,000 metros cuadrados de construcción, con una rentabilidad de 19 a 25 por ciento.

Por su parte, el director general de Fortem, Yusef Atiyeh, explicó que tienen ya un portafolio con cuatro proyectos en etapa avanzada.

Éstos son un centro comercial en Hidalgo, dos hoteles de negocios, uno ubicado en San José del Cabo y otro en La Paz, además de un fraccionamiento residencial en esta última localidad.

El monto total recaudado a través del instrumento fue de 5,000 millones de pesos a un plazo de 10 años, de los cuales Fortem dispuso de 2,080 millones de pesos con la primera emisión. El resto los ejercerá según sus necesidades de capital.

Afores se apuntan

En el CKD invirtieron las afores Coppel, con una participación de 45% del capital recaudado; Pensionissste, con 40%, y Fortem con el restante 15 por ciento.

El director general de Pensionissste, Rodolfo Campos, aseguró que son un jugador activo en el financiamiento de instrumentos como los CKD, principalmente los enfocados al sector de infraestructura, debido a la mayor oferta.

De acuerdo con datos proporcionados por la directora general de la Biva,  María Ariza, actualmente se han colocado 33 CKD en el mercado bursátil mexicano, que en total han recabado 265,000 millones de pesos.

“Error humano” en la falla de sistemas de Biva

La falla técnica registrada el pasado martes en la Bolsa Institucional de Valores (Biva) fue causada por un “error humano” que no tuvo mayor efecto porque se corrigió de inmediato, aseguraron directivos de la institución bursátil.

El “error” no sólo afectó las operaciones de la desarrolladora de vivienda Homex, cuya cotización fue suspendida, sino también  los bonos de Cemex.

“Se produjo un mensaje equivocado por un error humano que en un segundo se rectificó; sin embargo, por los protocolos que se deben seguir pasaron 20 minutos para que volviera a funcionar la operación de Homex”, explicó el presidente de Biva, Santiago Urquiza.

Luego aseguró que no hubo afectaciones e incluso ninguna casa de Bolsa percibió el error.

“Creemos que fue algo que no tuvo ninguna trascendencia”, justificó.

Sobre el hecho, el director de operaciones de la Biva, Rodrigo Velasco, detalló que el incidente estuvo relacionado con una actualización de un módulo del sistema.

“El problema fue resuelto de inmediato y con seguimiento con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y con la Bolsa Mexicana de Valores”, explicó Velasco.

En la sesión del 9 de octubre, las acciones de Homex finalizaron con una caída de 4.75% a 35 centavos por cada papel negociado en la BMV, en donde tiene inscritos sus títulos.

[email protected]