Las acciones subieron más de 1.00% el lunes en la bolsa de Nueva York, lideradas por el sector energético, porque los inversores apostaron a que los sangrientos ataques del viernes en París tendrán efectos mínimos a largo plazo en la economía estadounidense y en los resultados corporativos.

Según los datos preliminares de cierre, el promedio industrial Dow Jones ganó 237.77 puntos, o 1.38%, y cerró en 17,483.01 unidades, mientras que el S&P 500 subió 30.15 puntos, o 1.49%, y terminó en 2,053.19 unidades.

NOTICIA: Petróleo avanza tras aumento en tensiones geopolíticas

El Nasdaq Composite, en tanto, ganó 56.734 puntos, o 1.15%, y terminó en 4,984.617 unidades.

Al igual que las bolsas de Europa, la de Nueva York abrió en baja sacudida por la masacre del viernes en París, pero rápidamente se orientó al equilibrio y en la segunda mitad de la sesión se encaminó al alza.

"Fue una jornada extraña", dijo Chris Low, de FTN Financial. "No sé por qué se aceleró de manera algo excesiva", comentó.

"La resistencia de los mercados (a las tensiones políticas) es destacable, pero es parte de una tendencia general", comentó Jack Ablin, de BMO Private Bank.

"Los inversores están más atentos a los riesgos financieros que a los geopolíticos. Hace 10 ó 20 años hubiera habido una catástrofe en Wall Street", dijo.

"El mundo financiero parece aislado del resto y no sé por qué", admitió. "Podría ser porque Estados Unidos tiene ahora reservas energéticas fuera de Oriente Medio", especuló.

Tras empezar la jornada a la baja, el oro negro también se orientó al alza en Nueva York y ganó un dólar respecto al cierre del viernes.

El mercado de obligaciones se comportó en forma dispar. Hacia las 21H20 GMT el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años caía a 2.267%, contra 2.276% del viernes, en tanto que el de los papeles a 30 años aumentaba a 3.063% desde el 3.057% de la sesión previa.

Con información de Reuters y AFP

frm