Esta mañana se dio el campanazo del Primer torneo de derivados, John Hull Award "Trading Experience", en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

"Sabemos que la cultura financiera es limitada, pero en el caso de derivados todavía el reto es mucho mayor. En el caso de derivados hay más desconocimiento que en los otros productos y ahí la ignorancia sataniza lo que no conoce y este ha sido el caso de los derivados" dijo José Oriol Bosch, director general de la BMV.

Mencionó que el uso de este tipo de instrumentos ha sido muy limitado y pobre en empresas, instituciones financieras y el propio gobierno.

El concurso inicia el próximo 9 de abril y concluye el 11 de junio. Este ejercicio simulará la operación de derivados, ya sea con la utilización de commodities, cobertura de tipo de cambio, entre otros; en tiempo real en línea con la BMV.

Respecto a la premiación, el jugador o trader que haya acumulado un mayor rendimiento se le otorgará un premio por 10,000 dólares, para el segundo lugar 5,000 dólares y para el tercero 2,500 dólares, mismos que serán entregados por John Hull.

"La mayor participación de los inscritos son estudiantes, entre ellos de El Paso Texas, pero en su mayoría son mexicanos," mencionó Gerardo Herrera, director de comunicación de RiskMathics.

Por otro lado, Allan Barush, director de RiskMathics, explicó que con este concurso se busca incentivar la participación de instituciones y empresas para ampliar el uso de derivados, además de incentivar la participación de inversionistas, en especial de los estudiantes.

Respecto a la participación del Instituto Politécnico Nacional (IPN), su director general, Mario Alberto Martínez, explicó que el objetivo es impulsar a los estudiantes del instituto para que tengan experiencias reales con el mundo laboral.

estephanie.suarez@eleconomita.mx