Un comité de la OPEP presidido por Argelia recomendó al grupo productor que eleve su cuota de bombeo en 1 millón de barriles por día en la reunión que sostendrán el miércoles, dijo un delegado.

El comité está conformado por Kuwait, Nigeria y Argelia.

Arabia Saudita también está presionando para que la OPEP eleve la producción lo suficiente como para cubrir la brecha de 1.4 millones de bpd entre su meta producción actual de 24.8 millones y la oferta estimada de 26.2 millones de bpd.

Arabia Saudita planea elevar su producción de petróleo fuertemente en junio, cualquiera sea la decisión de política de bombeo que adopte la OPEP esta semana, en un esfuerzo por contener la escalada del precio del crudo.

Ese país prevé incrementar la producción en más de 500,000 barriles por día (bpd) en junio a su máximo en tres años de 9.5 millones de bpd, dijo a Reuters un funcionario del Golfo Pérsico que está familiarizado con la política de producción del reino.

Preocupados por el impacto que tienen los altos costos energéticos sobre el crecimiento económico, los sauditas están preparados para actuar por su cuenta a fin de mantener contenidos los precios, que actualmente están en unos 115 dólares el barril para el crudo Brent.

Arabia Saudita busca además que el grupo demuestre a los países consumidores que reconoce el peligro para la economía del petróleo a más de 100 dólares por barril.

Pero sólo ha tenido el respaldo de sus aliados del Golfo, Kuwait y Emiratos Árabes Unidos (EAU), entre los 12 miembros del cártel.

"Existe la necesidad de un mayor suministro en el mercado", dijo a Reuters el ministro de petróleo de Kuwait, Mohammad al-Busairi.

"Espero que la OPEP incremente su producción durante esta reunión, pero aún no estoy seguro en cuánto", agregó.

RESTABLECER CREDIBILIDAD DE CUOTA

El funcionario del Golfo dijo que la producción saudita probablemente promedie 9.5-9.7 millones de bpd en junio. Una estimación de Reuters estableció la producción en 8.95 millones de bpd en mayo.

La última vez que el bombeo saudita había estado tan alto fue a mediados del 2008, después de que los valores del crudo marcaron un récord de 147 dólares por barril, y poco antes de que la recesión por la crisis financiera global causara un derrumbe de los precios.

El suministro saudita adicional no iría en su totalidad a las exportaciones.

El uso directo de crudo en las plantas energéticas para alimentar los aires acondicionados en el verano boreal y una mayor actividad de las refinerías por el retorno al servicio de la refinería Rabigh, después del mantenimiento, absorberá una proporción significativa, dijo un analista.

Las intenciones de producción de Arabia Saudita podrían opacar un encuentro de la OPEP en el que los productores del Golfo Pérsico quieren restablecer la credibilidad de los límites al bombeo del grupo, que quedaron desactualizados.

"El mercado estará ajustado", dijo el ministro del Petróleo de EAU, Dhaen al-Hamli.

"Espero que la demanda sea fuerte en el tercer y cuarto trimestre, la demanda provendrá mayormente de Asia", dijo por su parte Mohammad al-Busairi.

Irán y Venezuela se oponen a cualquier incremento en el bombeo, mientras que otros países también necesitarán ser convencidos.

"En mi opinión el nivel actual no es demasiado elevado", dijo el ministro de Petróleo iraquí Abdul-Kareem Luaibi.

"Recientes indicios del mercado petrolero muestran que mientras que las reservas y los suministros sean buenos, habrá una buena oferta", agregó.

Por su parte, Angola no prevé que la OPEP incremente su cuota de bombeo el miércoles, pero no se opone a un aumento de producción de ser necesario, dijo la ministra de Petróleo angoleña Emanuela Vieira Lopes.

"Si el mercado necesita más petróleo, creo que podemos hacerlo", dijo a la prensa a su llegada a Viena