Arca Continental (AC), la segunda embotelladora más grande de Coca-Cola en América Latina y en México, sigue cotizando en números rojos en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). En lo que va del año sus acciones acumulan una caída de 7.28%, a 101.78 pesos por papel.

Analistas consideran que, a pesar de este bache en Bolsa, sus perspectivas lucen positivas hacia el próximo año, ya que la ratificación del T-MEC entre México, Estados Unidos y Canadá sería un catalizador indirecto para sus operaciones. Además, el nuevo centro de distribución y la nueva planta de manufactura en Texas, que operará en la primera mitad del 2020, eventualmente se cristalizarán en sinergias, ahorros y aumento de sus márgenes en Estados Unidos.

Marco Montañez, analista bursátil de Vector Casa de Bolsa, explicó que el castigo visto en el precio de las acciones de Arca Continental en lo que va de este 2019 se explica por los débiles resultados presentados en la primera parte del año; no obstante, en el tercer trimestre éstos mejoraron ligeramente.

“La caída en sus acciones lo atribuyo a que los reportes del primero y segundo trimestres de este año estuvieron por debajo de expectativas del mercado, con caídas en el volumen, particularmente en México y en Estados Unidos. Eso fue una noticia negativa para los inversionistas que castigaron”, explicó Marco Montañez.

El especialista agregó que otro tema que ha causado afectaciones en la valuación de la emisora es la nueva norma de salud, que obliga a los productores de bebidas y alimentos azucarados  que indique su contenido nutricional.

Pero Marco Montañez consideró que aún esta ley en materia de salud no es totalmente clara del efecto negativo que pueden tener en la demanda de este tipo de productos.

T-MEC, un catalizador

El especialista en Vector considera que la ratificación del T-MEC le beneficiaría a Arca Continental, porque en los territorios en donde opera —centro, occidente y norte de México— tiene una alta exposición a la maquila de exportación hacia Estados Unidos y de dinamizarse las inversiones en esas regiones puede incentivarse el consumo y eventualmente impulsar los volúmenes.

“A medida que el comportamiento de la economía de México se vaya recuperando, se tiene que traducir en mejores comportamientos en los volúmenes de ventas y un mejor desempeño en este indicador”, dijo el analista de Vector.

[email protected]