Unas seis emisoras relacionadas con la producción de productos que usan acero y aluminio podrían verse afectadas por las medidas arancelarias que aplicó el gobierno de Estados Unidos, aunque se prevé un impacto moderado.

Dichas emisoras son: Gissa; Industrias CH subsidiaria de Simec; Altos Hornos de México; Grupo Collado; Grupo Alfa, por medio de su filial Nemak, Rassini;y la empresa IASA, cuyas acciones operaron el viernes en terreno negativo, cuando entró en vigor la medida arancelaria.

Destacó la baja de 4.21% de Gissa, dedicada a la producción de autopartes como hierro gris y nodular para frenos, motor, entre otros. Aunque al final del día logró cerrar en terreno positivo con una ligera ganancia de 0.11 por ciento.

También bajaron las acciones del grupo industrial Alfa 0.78%, ya que su subsidiaria Nemak es proveedor líder de soluciones de aligeramiento para la industria automotriz, especializado en el desarrollo y manufactura de componentes de aluminio para tren motriz y carrocerías de automóviles; las acciones de Nemak bajaron 0.59 por ciento.

Por su parte, la empresa Rassini, enfocada a autopartes y equipo automovilístico como suspensiones, muelles, tambores y frenos, entre otros bajaron 0.14 por ciento.

Las acciones de Industrias CH, empresa mexicana dedicada a la producción de acero que tiene plantas en México, Estados y Canadá, perdieron 0.1%; esta empresa es subsidiaria de Simec, que también mostraba un descenso de 0.15 por ciento.

En tanto, las emisoras Altos Hornos de México, dedicada a la producción y fabricación de productos de acero, así como Grupo Collado que compra y vende, transforma y distribuye productos de acero, e IASA, enfocada a autopartes y equipo automovilístico, se mantenían sin operación.

Impacto será moderado

El director de Análisis y Estrategia Bursátil de Monex, Carlos González Tabares, consideró que si bien la decisión de aplicar aranceles a exportaciones mexicanas de acero y aluminio no es positivo, confió en que el impacto será moderado.

Destacó que las empresas que está relacionadas de forma directa a la producción de acero, por ejemplo, tienen plantas en Estados Unidos que compensarían la afectación; sin embargo, consideró que habrá emisoras que tendrán un impacto más indirecto debido a los insumos que adquieran.

“En realidad el impacto va a ser para las empresas que están en EU, pues al momento de importar acero y aluminio sus costos subirán, las empresas que hacen aquí la producción y que requieren acero van a encontrar precios de mercado, siempre y cuando haya acero disponible”, expuso.