Las acciones de las automotrices BMW, Daimler y otras más se estrellaron el viernes cuando China anunció nuevos aranceles a productos estadounidenses, incluyendo 25% a los automóviles fabricados en Estados Unidos.

Los nuevos impuestos comenzarán a aplicarse el 1 de septiembre y el 15 de diciembre de este año, por hasta 75,000 millones de dólares en productos estadounidenses.

BMW y Daimler fueron las emisoras que más perdieron durante la última jornada bursátil de la semana pasada, pues se encuentran entre las armadoras europeas que fabrican sus automóviles en territorio estadounidense y los envían al mercado de China.

Esto implica que dichas compañías estarán sujetas a los nuevos  aranceles del gobierno chino.

Los títulos de los fabricantes de automóviles han batallado este año debido a la creciente guerra comercial entre las dos principales potencias económicas mundiales, así como por la desaceleración global. Esta situación ha hecho que se reduzca el número de pedidos.

“Esto no puede ser para nada positivo para las armadoras globales de automóviles”, dijo Andrew Hunter, economista senior para Capital Economics.

“Pero para esas firmas es importante hacer notar que la mayor parte de su producción para el mercado chino se fabrica en China”, manifestó el especialistaen el sector.

Preven más afectaciones

“Con la guerra comercial abarcando cada vez a más sectores, su continua escalada es un problema para las firmas estadounidenses y por lo tanto estaremos viendo más consecuencias negativas en otras áreas como la agricultura”, agregó Andrew Hunter.

El vienes pasado, las acciones de BMW cayeron 3.15%; las de Daimler, 3.09%; los papeles de Volkswagen disminuyeron 1.33%; los de Fiat Chrysler, 2.17%, y las de Renault bajaron 1.35%, todas en su Bolsa de origen.

[email protected]