El ministro de Energía de Arabia Saudita solicitó compromiso por parte del resto de los países que conforman la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), para poder asegurar el acuerdo para incrementar la producción.

Sin embargo, la reunión, prevista para este lunes, se canceló y no se tiene fecha estimada para que se lleve a cabo.

La OPEP y sus aliados petroleros votó el viernes pasado por aumentar la producción en unos dos millones de barriles por día de agosto a diciembre de 2021 y extender los recortes restantes hasta finales del 2022.

Sin embargo, las objeciones de los Emiratos Árabes Unidos, impidieron el acuerdo. 

“La extensión es la base y no un tema secundario” comentó el príncipe Abdulaziz bin Salman, ministro de Energía de Arabia Saudí. “Estamos buscando una manera de equilibrar los intereses de los países productores y consumidores y la estabilidad del mercado en general, especialmente cuando se espera que haya escasez debido a la disminución de los inventarios”, mencionó.

En marzo del presente año, la OPEP y aliados pactaron extender el periodo de recortes en los niveles de producción del petróleo, debido a que los estragos por parte de la pandemia causada por el Covid-19 aún es frágil y se espera una recuperación de la demanda de petróleo.

Arabia Saudita había comentado que también extendería sus recortes voluntarios de producción de petróleo, manteniéndolos en 1 millón de barriles por día hasta abril.

De esta forma se lograron mantener los precios del petróleo a sus niveles más altos en más de un año debido a que el mercado tenía la expectativa de que la OPEP iba a aumentar su producción.

La producción de la OPEP se recortó en un récord de 9.7 millones de barriles por día por un descenso en la demanda de petróleo gracias a la pandemia. Para marzo se habían recortado alrededor de 7 millones de barriles por día, el 7% de la demanda a nivel mundial.

termometro.economico@eleconomista.mx