El precio del Brent del mar del Norte, referencial europeo, subió 3.5% y alcanzó su nivel más alto desde julio del 2015, luego de que el príncipe heredero al trono de Arabia Saudita cimentó su poder con una redada anticorrupción, mientras que los mercados seguían ajustándose.

Los futuros del Brent subieron 2.2 dólares, a 64.27 dólares por barril. En tanto, el WTI de Estados Unidos ganó 1.71 dólares, o un 3%, a 57.35 dólares por barril. Ambos tocaron un máximo desde julio del 2015.

Autoridades saudíes ampliaron una campaña de arrestos a miembros de la familia real, ministros y hombres de negocios, tras la detención de un empresario en la mayor purga anticorrupción entre la élite del reino en su historia moderna.

“El príncipe heredero Mohammed bin Salman está consolidando su poder”, dijo John Kilduff, de Again Capital LLC. “Esto cimenta su posición, y su posición respecto a reducir inventarios ha sido claro”.

Por ahora, los analistas no creen que Arabia Saudita, el mayor exportador mundial de crudo, cambie su política de impulsar los precios del petróleo.

El ministro de Energía del reino de Arabia Saudita, Khalid al-Falih, dijo que aunque existe “satisfacción” con el acuerdo para reducir la producción entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros productores, incluyendo a Rusia, el “trabajo aún no ha terminado”.

habrá extensión del acuerdo sobre recorte

Se prevé que la OPEP extienda el recorte de alrededor de 1.8 millones de barriles por día durante todo el 2018.

Nigeria está a favor de extender un acuerdo entre la OPEP y sus aliados para recortar la producción de crudo hasta fines del 2018, “siempre que estén sobre la mesa los términos apropiados” en torno a su propia participación, dijo el ministro del Petróleo del país africano.