Los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) necesitarán continuar con los recortes a la oferta en el 2019 para reducir los inventarios mundiales de crudo a niveles deseados, dijo el jueves el ministro de Energía de Arabia Saudita, Khalid al Falih.

Países pertenecientes a la OPEP y fuera del grupo alcanzaron en enero del 2017 un acuerdo de producción para remover 1.8 millones de barriles por día de los mercados mundiales y poner fin a una sobreoferta.

Los recortes ayudaron a impulsar los precios del crudo a los actuales niveles de alrededor de 65 dólares por barril. Los productores de crudo se reunirán en junio en Vena para discutir una mayor cooperación.

“Estamos seguros que aún falta tiempo para que reduzcamos los inventarios a los niveles que consideramos normales y lo identificaremos para mediados de año cuando nos reunamos en Viena”, dijo Al Falih a Reuters en una entrevista en Washington. “Y luego esperamos identificar para finales de año el mecanismo con el que trabajaremos en el 2019”, agregó.

No está claro qué oferta de crudo se necesitaría para el 2019, afirmó.

Al Falih había dicho previamente que la OPEP haría mejor en dejar al mercado levemente corto de oferta en vez de finalizar muy pronto con el pacto de reducción de bombeo.

El funcionario afirmó el jueves que hay una aceptación general entre los productores de que una mayor coordinación “no implica necesariamente mantener los niveles actuales de reducción.

“Sólo implica que el mecanismo ha funcionado y ellos se han comprometido a trabajar dentro de dicho mecanismo por un período de tiempo mucho más largo”, explicó. Un nuevo marco “requiere agilidad” y “una disposición de hacer las cosas de manera diferente en términos de los niveles de producción que dicta el mercado”.

Arabia Saudita y Rusia han encabezado los esfuerzos para reducir los inventarios de crudo a nivel mundial a su promedio de cinco años, finalizando con años de sobreoferta generada por el rápido aumento en la producción de petróleo de esquisto en Estados Unidos.

Precios bajan

Los precios del petróleo cotizado en Nueva York y Londres retrocedieron el jueves luego de subir fuertemente en las dos sesiones anteriores, cuando el mercado asimila las reducciones semanales de stocks de crudo estadounidense.

El barril de Brent del mar del Norte terminó en 69.28 dólares por barril, una baja de 0.27 por ciento.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de light sweet crude (WTI) cayó 0.25% a 65.01 dólares el barril.

La mezcla mexicana de exportación perdió 0.43% y cotizó en 57.44 dólares el barril.

El Brent rozó los 70 dólares durante los intercambios en Asia, cuando las dos referencias alcanzaron sus niveles más altos en más de un mes y medio, a 69.86 dólares para el Brent y 65.55 dólares para el WTI. Ambos crudos habían ganado más de 2% durante las dos sesiones anteriores. “Cuanto mayor es el alza mayor es el riesgo de que el retroceso sea grande luego”, recordaron analistas de Commerzbank.

valores@eleconomista.com.mx