La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados sólo reducirían los recortes de producción y bombearían más petróleo una vez que los inventarios globales caigan y los precios reflejen un mercado más ajustado, dijo a Reuters el ministro de Energía de Arabia Saudita.

El reino encabezó un acuerdo el viernes con Rusia y otros productores del grupo denominado OPEP+ para profundizar las reducciones al bombeo para el primer trimestre del 2020.

En su primera entrevista con Reuters desde que asumió como ministro de Energía en septiembre, el príncipe Abdulaziz bin Salman aseguró que espera que el grupo OPEP+ siga cooperando más allá de marzo.

“No se sabe dónde estaremos en marzo”, dijo, con respecto al nivel de suministro que el mercado necesitará en ese momento.

Los productores de la OPEP+ bombean más de 40% del petróleo mundial y han reducido los suministros desde el 2017, en medio de su esfuerzo por reequilibrar rápidamente un aumento de la producción de Estados Unidos.

Aunque a todos los productores de petróleo les gustaría aumentar su bombeo, Arabia Saudita lo haría solamente cuando vea que los inventarios globales caen hacia un nivel cercano al promedio de cinco años de entre el 2010 y el 2014, aseguró el príncipe.

“Mientras más estemos dentro de este contorno, mejor”, afirmó, agregando que otro indicador sería que los precios del petróleo a corto plazo suban más que los de largo plazo, un movimiento conocido como backwardation, lo que refleja mercados más ajustados.

Los recortes pactados por la OPEP+ se extenderán hasta marzo, pese a que parte del mercado esperaba que fueran hasta junio o incluso diciembre del 2020.

Rusia se opuso a un acuerdo más extenso, lo que algunos analistas interpretan como una señal de que tal vez quiera abandonar pronto el pacto.

El príncipe Abdulaziz aseguró que ése no era el caso, y que la cooperación con Rusia continuaría.

Crudo, al alza

Los precios del crudo subieron más de 1% el viernes, para cerrar la semana con una fuerte alza, luego de que la OPEP y sus aliados acordaran profundizar sus recortes a la producción en 500,000 barriles por día a principios del 2020. Los recortes del próximo año se suman a los 1.2 millones de bpd que el grupo ha estado restando a su bombeo, y la cantidad aumentada representa cerca de 1.7% de la producción petrolera mundial.

Los futuros del crudo Brent subieron 1.6%, a 64.38 dólares, y sumaron casi 3% en la semana. Los futuros del West Texas Intermediate ganaron 1.3%, a 59.20 dólares el barril, y avanzaron casi 7% en la semana, su mayor alza desde junio.

El precio del crudo mexicano subió 5.68% en la semana o 2.91 dólares para cotizar en 54.15 dólares. En términos acumulados, el precio del barril del crudo mexicano registra un aumento de 21.17%, 9.46 dólares por barril, en lo que va del año, y un nivel promedio de 56.07 dólares por barril, 1.07 dólares arriba de lo previsto en la Ley de Ingresos para el 2019.

[email protected]