Microsoft vuelve a pugnar por el trono de Wall Street por valor bursátil en pleno desasosiego de los mercados por las consecuencias del coronavirus desatado en China y extendido después por todo el mundo.

El gigante informático estadounidense mantiene su capitalización por encima de 1.29 billones de dólares frente a 1.32 billones de dólares de Apple.

Microsoft alertó que su división de ordenadores personales no cumplirá con sus previsiones de ingresos en el primer trimestre de su ejercicio fiscal 2020 por el coronavirus. Las previsiones oscilaban entre 10,750 y 11,150 millones de dólares.

“Aunque vemos una fuerte demanda para Windows, en línea con nuestras expectativas, la cadena de suministro está volviendo a las operaciones normales a un ritmo más lento de lo previsto”, aseguró la compañía en un comunicado.

La tecnológica sufrió un fuerte castigo tras esta advertencia y las acciones bajaron 7% para iniciar después su recuperación.

Los inversionistas consideran que su rival Apple sufrirá más de cerca el impacto del coronavirus, no sólo por la caída de ventas en grandes mercados como el chino, sino por los problemas en la cadena de suministro.

La compañía ha reconocido que no será capaz de cumplir con las previsiones de ingresos de hasta 67,000 millones de dólares calculadas para este trimestre.

Las acciones del fabricante del iPhone acumularon un descenso de más de 9% en la última semana, pero se han recuperado con fuerza ante la decisión de la Reserva Federal (Fed) de bajar tasas. En tres días, se ha revalorizado más de 15 por ciento. Sin embargo, cayeron nuevamente 3.24% en el NASDAQ para cotizar en 292.29 dólares por unidad. Microsoft tuvo una minusvalía de 2.51%, a 166.27 dólares.

Toman medidas

Las grandes empresas de tecnología de la parte norte de la costa oeste de Estados Unidos han dado una orden muy sencilla a sus trabajadores: “Permanezcan en casa”, a fin de evitar brote del Covid-19.

Empresas como Amazon, Facebook, Google o Microsoft han dado esa instrucción, aunque no son las únicas.

Facebook informó que un contratista de una de sus oficinas en esta ciudad había sido diagnosticado con el coronavirus, descubierto a fin de diciembre en la ciudad central china de Wuhan. La oficina donde laboraba el contratista será reabierta el 9 de marzo, y a todos los empleados se les está pidiendo que laboren en casa, según National Public Radio.  (Con información de Expansión/España y Notimex)

termometro.economico@eleconomista.mx